Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X

Da igual lo que haya hecho: te cae mal / Fotograma de Mujeres desesperadas.

MENTE

Por qué hay personas que te caen mal a primera vista: así lo explica la psicología

No han pasado más que unos segundos y ya sientes rechazo hacia esa persona. Las primeras impresiones son muy potentes y contienen ciertos factores que lo justifican.

Por María Corisco

19 de marzo de 2024 / 13:30

Podemos llamarlo intuición, sexto sentido o vibraciones, pero no hay duda de que, igual que algunas personas te resultan agradables desde el primer momento, otras te caen fatal a simple vista. No hace falta siquiera que hagan o digan nada inconveniente; basta con echarles un ojo y pasar con ellas unos minutos para que tus tripas te lancen un mensaje de rechazo. No es justo, claro. Es lo que tienen las primeras impresiones, que no obedecen a criterios de justicia o tolerancia, pero son tremendamente poderosas.

Bert Decker, experto en comunicación y autor del libro You’ve Got to Be Believed to Be Heard (Tienes que ser creíble para que te escuchen), ya avisó de que bastan apenas unos segundos para causar una buena (o mala) impresión en el otro. “Cuando alguien nos conoce o nos ve por primera vez, sus sentidos (principalmente los ojos) captan tantas señales a nivel inconsciente en los primeros tres segundos, incluso antes de abrir la boca y empezar a hablar, que es difícil deshacerse de ellas”, apunta.

La importancia de la primera impresión

Son muchos los autores que han llevado a cabo investigaciones psicológicas y sociales sobre el poder de las primeras impresiones. Entre ellos, Malcolm Gladwell argumenta que, “pese a haberse formado en cuestión de segundos o fracciones de segundos, a menudo son precisas y significativas, incluso si no somos capaces de entender racionalmente por qué sentimos algo acerca de una persona”.

TE PUEDE INTERESAR

La idea es que tenemos un proceso de pensamiento rápido e inconsciente, una inteligencia intuitiva que reside en nuestro cerebro. En su libro “Blink”, Gladwell señala que este proceso “actúa a su voluntad de manera subconsciente, y nos permite filtrar enormes cantidades de información, combinar datos, aislar detalles reveladores y llegar a conclusiones sorprendentemente rápidas en apenas unos segundos”. Por ejemplo, que alguien no es de fiar.

OTROS TEMAS WELIFE

Factores que hacen que te caiga mal una persona sin conocerla

En el ámbito de la psicología se conoce de manera científica este proceso como Thin Slicing (“corte fino”). Se trata de un término acuñado en 1992 por la psicóloga social Nalini Ambady y el profesor Robert Rosenthal, con el que se refieren a “a los juicios breves y rápidos que provienen de las pequeñas cantidades mínimas de información” que percibimos de la imagen de la persona que tenemos enfrente.

  • Rapidez y precisión: muchos estudios sugieren que las primeras impresiones se forman rápidamente, a menudo en cuestión de milisegundos o segundos, y pueden ser sorprendentemente precisas en términos de predecir rasgos de personalidad, comportamiento futuro y otras características de una persona. No sabemos qué, cómo o por qué, pero “algo” del otro nos da mal rollo y nos desagrada.
  • Influencia de la apariencia: otro aspecto importante es que, sin que nos demos cuenta, la apariencia física de una persona puede tener un impacto significativo en las primeras impresiones. No se trata de belleza o fealdad: rasgos que aparentemente nos pasan inadvertidos, como la simetría facial o la expresión pueden influir en cómo percibimos a alguien y en las conclusiones que sacamos sobre ellos.
  • Actitud y lenguaje corporal: hay una serie de convenciones por las que una persona resulta poco atractiva para los demás en un primer encuentro. Por ejemplo, rehuir la mirada inspira desconfianza, y dar la mano ‘blanda’ puede inspirar de todo menos ganas de acercarte a ellos.
  • Contexto y experiencia previa: el contexto en el que interactuamos también puede influir en las primeras impresiones. Por ejemplo, si anteriormente has tenido una experiencia negativa con personas que comparten ciertas características con alguien nuevo, es posible que te formes una sobre él una idea también negativa. Una vez más, probablemente ni te des cuenta de que te recuerda a esa otra persona.
  • Prejuicios y sesgos: a pesar de su rapidez y aparente precisión, las primeras impresiones también pueden estar sujetas a sesgos y prejuicios. Los estudios han demostrado que los prejuicios basados en la raza, el género, la edad y otros factores pueden influir en las primeras impresiones de manera significativa, a menudo de manera inconsciente.

No obstante, los investigadores también advierten de que, aunque las primeras impresiones a veces son muy difíciles de borrar, también pueden cambiar con el tiempo a medida que obtenemos más información sobre una persona y desarrollamos una relación más profunda con ellos.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta