X
Cómo afrontar la rentrée de forma positiva

No dejes que la vuelta a la rutina te estrese y sigue estos consejos para afrontar la rentrée con tu mejor cara. / Unsplash

Mente

Consejos para afrontar la rentrée con más energía y una mente positiva

La vuelta a la rutina puede hacer que síntomas como el cansancio y la apatía afloren fácilmente. Toma nota de estos tips para alejar el estrés en la rentrée.

Por Tamara Izquierdo

9 de septiembre de 2022 / 12:25

Después de un periodo vacacional de desconexión cuesta reengancharse a la rutina diaria, con sus obligaciones y sus responsabilidades. Como siempre, lo ideal en la rentrée es hacer una transición paulatina y consciente para no meternos de pleno en la vorágine diaria, ya que, es fácil que nos lleve en volandas como una ola gigantesca y se acaba formando un verdadero tsunami casi sin darnos cuenta. Para evitar esto, y el cansancio y la ansiedad asociados a la vuelta a la rutina, te proponemos unos consejos de experto que harán que afrontes este momento con una perspectiva positiva y con mucha más energía.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

La rentrée, uno de los momentos más delicados del año

Hemos disfrutado de nuestras merecidas vacaciones y al regresar nos espera la tan amada como odiada rutina. Aunque volver a retomar nuestro trabajo, estudios y responsabilidades pueda parecer a priori algo necesario para recuperar los biorritmos y cambiar esos horarios locos del verano por una agenda más centrada, lo cierto es que el hecho de volver a coger las riendas, o subirse a esa rueda en movimiento, puede desestabilizarnos mucho. Síntomas como cansancio, apatía o desánimo suelen ser los protagonistas de esta complicada transición. ¿Por qué nos cuesta tanto volver a la rutina?

Víctor García Uruñuela, psicólogo de Clínicas Dorsia, nos explica que “Las vacaciones suelen ser un periodo donde desconectamos de la mayoría de nuestras obligaciones cotidianas, no suelen existir excesivos factores estresantes ni obligaciones. Entramos, por así decirlo, en modo disfrute. A nivel cerebral liberamos las llamadas comúnmente hormonas de la felicidad (endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina). Todo esto cambia tras la vuelta, se activa el cortisol que es la hormona del estrés, y nuestro cuerpo se tensa preparándose para afrontar las exigencias del día a día: aparece la necesidad de mayor atención y concentración, tener que tomar decisiones relevantes, ser más creativos en la resolución de problemas, tener que resolver conflictos… Todo ello son tareas que nos resulta poco atractivas y esto hace que nos afecte emocionalmente: apatía, bajo estado de ánimo, ansiedad, hastío, sensación de incapacidad para afrontar las obligaciones…”. 

¿Podemos hacer algo para transitar estos momentos de una forma más positiva? Afortunadamente hay algunas herramientas que podemos utilizar para suavizar el impacto que puede tener en nuestra salud, física y mental, la vuelta a la rutina.

Cómo afrontar la vuelta a la rutina de forma positiva

Septiembre suele verse como un mes de comienzos, incluso más que el mes de enero. Esto supone todo un reto a la hora de retomar rutinas, comenzar nuevos proyectos o tratar de compaginar actividades y/o responsabilidades. Ten en cuenta que también es un momento que trae nuevas oportunidades, y que retomar tus actividades diarias va a aportarte cierta estabilidad física y emocional. Subirse al tren en marcha tiene también su parte buena, una vez has dado el salto y soportado el zarandeo que supone, todo va a ir más fluido.

¿Cómo podemos superar con éxito la adaptación a la rutina? Víctor García Uruñuela señala que “Aquí va a influir mucho la propia naturaleza de esas obligaciones, por ejemplo, un trabajo estresante o que requiere de un inicio con alta carga laboral va a perjudicar en la adaptación, es como acelerar de 0km a 100km. Por eso es tan importante que en nuestras vacaciones pueda haber un espacio para un descanso activo y que cuando retomemos el trabajo, podamos empezarlo de manera gradual. Dentro de lo posible, debemos seguir haciendo actividades que ya nos resultaban agradables en nuestras vacaciones para no llegar a sentir que el empiece de la rutina solo trae consigo obligaciones y responsabilidades, compaginándolas con los quehaceres diarios. También puede ayudar ir pensando y planificando el siguiente periodo vacacional”.

Como ves, hacer que convivan actividades vacacionales, o de las que disfrutes, con las responsabilidades rutinarias, va a ayudarte en tu vuelta. Nadar, montar en bici, jugar al tenis, ir al cine, largos paseos por el campo, las cañas con los amigos… cualquiera de esos momentos placenteros van a hacer que la rentrée sea una experiencia más positiva, sana y consciente. Planear tu próxima escapada va a aportar ilusión a tu vuelta a los quehaceres diarios.

Compaginar actividades placenteras con tus responsabilidades diarias es una de las claves para afrontar la rentrée de manera positiva. / Unsplash

No cometas estos errores 

Reengancharse con las obligaciones diarias es un momento que puede suponer mucho estrés y llevarnos al desánimo, incluso podemos hablar de depresión post vacacional. Para poder dar ese paso en la rentrée sin que se nos venga el mundo encima hay algunos errores que deberías evitar.

«Lo recomendable es ir adquiriendo rutinas y hábitos previos al inicio del periodo vacacional como los horarios de sueño y comidas: ir ajustando el acostarnos y levantarnos a horas parecidas, evitando trasnochar en exceso o realizar comidas o cenas en horas tardías por ejemplo… para ir poco a poco adquiriendo esos comportamientos que son los frecuentes y habituales el resto del año. También es aconsejable, adelantar el regreso de las vacaciones de manera gradual para que el contraste no sea tan brusco. Incluso la práctica de técnicas de relajación o mindfulness nos van a facilitar la reincorporación” apunta el psicólogo Víctor G. Uruñuela.

Retoma poco a poco tus horarios, descansa lo suficiente, lleva una alimentación equilibrada, cuida tu higiene del sueño, realiza actividades placenteras, práctica ejercicio y relájate meditando. De esta forma la vuelta a la rutina tendrá un impacto positivo en tu salud mental y dejará de ser un momento caótico, estresante y amargo. ¡Feliz rentrée!

Temas

Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible