X
La filofobia es el miedo a enamorarse

Un historial de rechazo, puede dar lugar a la filofobia./ Unplash.

RELACIONES

Filofobia: cómo saber si tienes miedo a enamorarte

Este trastorno provoca aislamiento social y grandes dosis de angustia. Si te resistes a comenzar una relación de pareja y solo pensarlo te provoca estrés, tenemos que hablar del asunto.

Por Mónica Heras

11 de julio de 2022 / 13:28

Se llama filofobia, y es un trastorno asociado a la ansiedad que conlleva al aislamiento social y mucho estrés para quienes lo sufren. Pese a que principalmente se centra en evitar amores potenciales, estas personas dejan también de relacionarse con amigos y familiares.

Le hemos preguntado a Borja Alonso Arroyo, psicólogo especializado en terapia humanista y TFE con adultos del Instituto Psicológico Cláritas, su opinión al respecto, y esto nos ha contado.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Filofobia, el miedo a tener una relación sentimental

Borja Alonso nos explica que la filofobia es el miedo a enamorarse, a establecer vínculos íntimos con personas que nos atraen. Aclara que, pese a no existir un consenso profesional acerca de los síntomas y la gravedad de los mismos, es un problema más común de lo que pueda parecer.

¿Cómo podemos saber si tenemos miedo a enamorarnos?

Es completamente normal sentir nervios cuando estamos enamorados (esas mariposas en el estómago), dado que implica entregar nuestro corazón a otro y nos hace sentir vulnerables. Sin embargo, cuando este miedo nos genera un malestar importante y desproporcionado e impide que podamos establecer relaciones íntimas, es cuando empieza a ser un problema.

En los casos más graves, se puede llegar a evitar asistir a eventos sociales o a actividades que impliquen el contacto con otros. Todo esto, por miedo a que podamos enamorarnos de alguien.

¿Cuáles son las causas?

La aparición de este trastorno depende de la experiencia previa y única de cada uno. Por ejemplo, puede surgir fruto de una ruptura de pareja dolorosa, de un historial de rechazo al intentar tener relaciones amorosas, duelos no resueltos…

Por otro lado, también puede influir en su aparición el estilo de crianza de los padres en la infancia (si han sido unos padres ansiosos, ausentes, problemáticos, etc.), o problemas de autoestima resultado de experiencias no relacionadas con este trastorno.

Hablamos de filofobia, cuando el miedo a vincularnos nos genera un malestar importante y desproporcionado e impide que podamos establecer relaciones íntimas.
Un síntoma es la aparición de pensamientos negativos ante la idea de enamorarnos./ Unsplash.

Algunos síntomas de la filofobia

Para poder identificar si sufrimos este trastorno, existen algunas luces rojas que pueden ayudarnos a ponerle nombre. Borja nos lo explica así.

  • A nivel mental pueden aparecer pensamientos negativos ante la idea de enamorarnos. Por ejemplo, si me enamoro me van a hacer daño, solo voy a sufrir y no merece la pena.
  • También podemos presentar síntomas de ansiedad, como sensación de angustia, agobio, malestar físico, temblores, respiración acelerada, mayor frecuencia cardíaca, sudores, o problemas digestivos y de sueño entre otros.
  • A nivel emocional podemos sentir miedo, tristeza, desesperación, una sensación de vacío o rechazo entre otras. Debido al miedo a vincularse con otros, pero fruto del deseo sexual, puede surgir el sexo casual o bajo el efecto de sustancias, como el alcohol, con tal de apaciguar los síntomas negativos.

¿Qué podemos hacer para enfrentarnos a la filofobia?

Nuestro experto habla de que el primer paso para superar este trastorno, es dar sentido al problema y entender su origen. Dependiendo de la causa que lo ha provocado, así será el tratamiento. Por ejemplo, no es lo mismo el miedo al abandono, que un problema de autoestima por una autoexigencia muy intensa.

Exponernos gradualmente a situaciones en las que sintamos filofobia, también puede ayudarnos a aprender a regular nuestro malestar, así como utilizar técnicas de respiración, meditación, o relajación muscular, que disminuyen los síntomas físicos.

«Pese a todo, este trastorno puede ser un asunto complejo que requiera de ayuda profesional. Si sentimos un malestar significativo que influye en nuestro día a día y no somos capaces de solucionarlo por nosotros mismos, lo recomendable es acudir al psicólogo. Con su ayuda, viviremos de una forma más relajada, segura, libre, y podremos volver a disfrutar el amor.»

Temas

PsicologíaRelaciones

Welife hoy

Reducir ansiedadMaquillaje vegano¿Miedo a volar?¿Inflamación, estrés y depresión?

Otros temas de Relaciones

Welife hoy

Reducir ansiedadMaquillaje vegano¿Miedo a volar?¿Inflamación, estrés y depresión?

Otros temas de Relaciones

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible