Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué comer burrata es la clave para metabolizar las grasas mejor y más rápido

X
alimentos-feliz

La comida basura no te hace sentir bien, lo notas porque crea adicción./ Imagen: Wildfox.

ALIMENTACIÓN

Estos son los alimentos que tienes que incluir en tu dieta si quieres estar siempre de buen humor

Si te apetece más un chuletón o un plato de cuchara antes que una ensalada verde, piensa en que hay alimentos que influyen más que otros en la producción de endorfinas.

Por María Corisco

15 de noviembre de 2023 / 17:25

Puede que nos cueste aceptarlo, pero nuestros comportamientos, e incluso lo que creemos que somos, está muy mediado por una serie de procesos químicos que se producen en nuestro cerebro por la acción de los neurotransmisores, moléculas que facilitan la comunicación entre las neuronas. Entre esos neurotransmisores encontramos las endorfinas, encargadas de simular los circuitos cerebrales relacionados con el placer. Y, en el placer, también juega un papel la alimentación.

“Las endorfinas tienen los mismos efectos que los opiáceos, con la diferencia de que son endógenos, es decir, los genera el propio organismo”, explica la psicóloga Ana Morales, experta en alimentación emocional y aceptación corporal. “No sólo nos dan placer, sino que también tienen un efecto analgésico, una actividad inhibidora frente al dolor que también se extiende a la ansiedad”. Además, apunta, las endorfinas también hacen que nos sintamos bien por otras razones:

  • Generan moléculas del bienestar: nos dan calma, nos reconfortan.
  • Influyen de forma positiva en el sistema inmune: cuando estamos en calma, tranquilos, no solemos enfermar. En épocas de mucho estrés y estado de alerta, nos duele todo
  • Nos ayudan con el sistema de memoria y atención: recordamos mejor las cosas cuando estamos tranquilos, pero con el estrés se nos embota la mente y no retenemos la información
  • Refuerzan la sexualidad: biológicamente, el sentido de tener relaciones sexuales es el de procrear; por eso, la naturaleza nos premia con placer, por lo que deseemos repetir la conducta.
  • Nos ayudan frente al dolor físico y emocional.
TE PUEDE INTERESAR

Qué pasa cuando no producimos endorfinas

“Cuando no segregamos endorfinas en cantidad suficiente, tendemos a estados de tristeza y cambios de humor; todo nos sobrepasa. Y, en respuesta a ese malestar, tendemos a compensar esa bajada de endorfinas”.

Para conseguirlo hay gente que recurre a las drogas, algo muy peligroso ya que, sí, generan placer, pero con el grave riesgo de engancharse a ellas y afectar a nuestro sistema nervioso.

Las formas más habituales y recomendables es con deporte, el sexo o mediante la comida.

Alimentos que generan endorfinas

Entre los alimentos que nos generan un chute de endorfinas “encontramos aquellos que tienen un aminoácido concreto, la fenilalanina. Se trata de un aminoácido esencial porque no lo produce el cuerpo, sino que lo obtenemos a través de la dieta o bien de suplementos. La fenilalanina es un precursor de las endorfinas y, por tanto, todos los alimentos que la contengan nos van a ayudar a generarlas. Todos ellos contienen mucha proteína, ya sea animal o vegetal”, indica Morales. Estos alimentos son: las legumbres, carnes rojas, pescados azules y frutos secos.

OTROS TEMAS WELIFE

¿Y la comida basura?

Cuando hablamos de comer para sentirnos bien, explica la experta, “hemos de tener cuidado. Si es alimentación emocional y recurrimos a producir endorfinas para calmar nuestras emociones, asociamos la comida al bienestar. Simplificando mucho, es como si en vez de meternos heroína nos metiéramos el chute con un dónut”.

Seguro que piensas que lo que de verdad te apetece cuando estás de bajón es chocolate, snacks, bollos, comida basura… “Aquí entra también el circuito de la dopamina, otro neurotransmisor relacionado con el placer y con la recompensa«, señala Ana Morales. Cuando estás triste o ansioso tienes tendencia a consumir alimentos ricos en carbohidratos y azúcares, a buscar comida reconfortante. Pero no sólo generas endorfinas, sino dopamina, que es adictiva. Tu cerebro interpreta que, si estás triste y te comes la tarta, estás mejor, y se genera esa asociación”.

Nos sentimos mejor en el momento en el que comemos este tipo de alimentos, pero “después llega el arrepentimiento, la culpa… Nuestro estado de ánimo influye a la hora de comer, y cuando estamos tranquilos es más fácil elegir opciones saludables que cuando estamos tristes. Las emociones, sin duda, influyen en lo que elegimos”.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Harina de avenaComer las verduras primeroSuelo pélvico y menopausiaChakrasFeliz como un finlandés

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta