Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo incrementar el colágeno de la piel a partir de los 40

X

Un buen desayuno te ayudará a reponer las fuerzas gastadas en el ejercicio./ Foto: Louis Vuitton.

Alimentación

Siete desayunos saludables y ricos para tomar después de hacer ejercicio

El desayuno es indispensable para reponer las fuerzas perdidas con el ejercicio matutino y afrontar el día lleno de energía. Te proponemos siete platos sabrosos, saludables y muy nutritivos para lograrlo.

Por Marcos López

11 de febrero de 2024 / 11:11

Puede que el desayuno no sea la comida más importante del día. Pero sí que lo es cuando se trata de recuperar energía después de realizar ejercicio. Tras una noche de ayuno, las reservas están al límite. Más aún después de una carrera o caminata matutina. Es el momento de reponer fuerzas, o el día se va a hacer extremadamente largo y cuesta arriba. Te proponemos siete desayunos sabrosos y saludables para una jornada llena de energía.

Básicamente, lo que se busca con cualquier comida que sigue a una actividad física es que el organismo se recupere del esfuerzo realizado y ponerlo a punto para el próximo embate. Y en el caso específico de los desayunos post-ejercicio, los ideales son aquellos en los que, como explica Rocío del Pozo, dietista-nutricionista en el Consultorio Médico Los Ángeles de Madrid, «se combinan las proteínas y carbohidratos para optimizar la recuperación muscular y hacer que nos sintamos saciados».

Por qué hay que desayunar

El ejercicio, y así lo han constatado infinidad de estudios, es extremadamente positivo para tu salud física y mental. Pero es que lo mismo sucede con el desayuno, asociado a innumerables beneficios para el organismo.

TE PUEDE INTERESAR

Recuerda: la negación de alimentos matutinos es en realidad una continuación del ayuno que guardaste mientras dormías, y mantenerlo durante mucho más tiempo acabará teniendo efectos perniciosos para tu cuerpo. Por ejemplo, una caída de unos niveles de azúcar –y el consiguiente agotamiento– aún más mermados cuando te calzaste las zapatillas cuanto te levantaste.

Así que, da igual si has hecho o no ejercicio. Tienes que desayunar, ya sea nada más salir de la cama o al cabo de unas pocas horas.

Aquí tienes unas opciones tan sencillas como nutritivas para que te resulte más fácil:

Sándwich de huevo

La combinación de huevo y pan integral da lugar a un desayuno equilibrado, rápido y nutritivo que te ayudará a sentirse saciada, por lo que reducirás el riesgo de posibles antojos antes de la hora de comer. Rocío del Pozo destaca que «mientras la proteína del huevo estimula la recuperación muscular, los carbohidratos presentes en el pan reponen las reservas de energía consumida durante el ejercicio«.

Huevos al horno

A las proteínas del huevo se le suman ahora los carbohidratos, vitaminas y minerales esenciales presentes en las verduras. No hay límites a la imaginación: utiliza las verduras que más te gusten. La clave de este desayuno tan completo está en prepararlo la noche anterior y no cuando estés agotado después de acabar tu rutina de ejercicios.

Requesón y fruta fresca

Aquí la proteína la aporta el requesón, a la que se unen los carbohidratos, vitaminas y antioxidantes de las frutas frescas. Una vez más, adáptalo a tus gustos y utiliza aquellas frutas que más te endulcen la vida: arándano, mora, plátano, melón, etc.

Batido de proteína

La mezcla de proteína en polvo con agua, leche o cualquier alternativa sin lácteos da como resultado una fuente de proteína rápida y fácilmente digerible. Añádele frutas frescas para aumentar los nutrientes –y potenciar el sabor.

OTROS TEMAS WELIFE

Avena

La avena es un cereal rico en fibra y carbohidratos complejos que se metabolizan de forma gradual, aumentando así la sensación de saciedad. Aumenta la cantidad de proteínas para acelerar la recuperación muscular, ya sea añadiendo proteína en polvo, semillas como la chía o la quinoa o yogurt griego.

Tortitas de proteína

Añade proteína en polvo o yogur griego a los ingredientes que utilizas habitualmente para la base de las tortitas. Y una vez salidas del horno o la sartén, endúlzalas aún más con frutas frescas. Una combinación muy nutritiva que resulta ideal para aquellos que añoran los desayunos clásicos.

Bocaditos de proteína

Proteína en polvo y nueces se unen a otros ingredientes saludables para ofrecer un desayuno de alta densidad calórica, ideal para reponer la energía consumida durante el ejercicio. Además, concluye Rocío López «su pequeño tamaño es ideal para irlos tomando poco a poco –a bocaditos– en las mañanas más exigentes, en las que las obligaciones impiden centrar toda nuestra atención en la mesa y los cubiertos».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Azúcar dañinoBatido verdeMorderse el labioDormir bienCallo solar

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta