Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X
desayunar-misma-hora

Desayuna, como mucho, sólo dos horas más tarde de levantarte./ Foto: @beautifulbydrew

Alimentación

Por qué no es bueno retrasar la hora del desayuno (deberías hacerlo siempre a la misma hora)

Tomar el desayuno en las primeras dos horas desde que nos levantamos ayuda a que nuestro metabolismo esté a pleno rendimiento durante todo el día.

Por Marcos López

5 de enero de 2024 / 08:30

El desayuno aporta la energía necesaria para comenzar la jornada, lo que convierte a esta comida en la más importante del día para muchas personas. Además, no tiene por qué ser una mera fuente de combustible y puede suponer un momento ideal para compartir con los seres queridos y mejorar el estado de ánimo para afrontar los quehaceres matutinos. Y también permite ser creativo e inventar recetas en las que podrás recurrir a alimentos menos habituales y no por ello menos nutritivos.

El desayuno es muy positivo para la salud. Las personas que optan por saltarse esta primera comida de la mañana tienen menores cantidades de algunos nutrientes esenciales en su dieta, entre otros vitaminas A, B, C y D, calcio, hierro y fósforo, así como el doble de riesgo de ser obesas. Además, suelen presentar niveles más altos de azúcar en sangre tras el resto de comidas,  y aumenta así su probabilidad de padecer diabetes tipo 2.

El desayuno es bueno para la salud

TE PUEDE INTERESAR

Por el contrario, las personas que desayunan con regularidad tienen, entre otros muchos beneficios, un menor riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular o un trastorno metabólico, como la propia diabetes tipo 2.

Sin embargo, son muchos los que optan por saltarse esta primera comida del día: una encuesta realizada por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) revela que el 9,4% de la población de nuestro país no desayuna nunca. Este porcentaje se eleva hasta un alarmante 20,6% en el caso de los jóvenes con edades entre los 18 y los 36 años.

Escucha a tu cuerpo

Además, la principal razón alegada para este ayuno de muchos españoles no es la falta de tiempo (26,4%), sino la ausencia de apetito al levantarse (44,2%).

Es importante escuchar al cuerpo, al apetito y a las preferencias de cada uno, y de la misma manera que, como indica Rocío del Pozo, dietista-nutricionista en el Consultorio Médico Los Ángeles de Madrid, «no existe un desayuno ideal común para todo el mundo, hay quien elige esperar unas horas para reabastecerse de energía». O lo que es lo mismo, desayunan más tarde.

¿Cuál es el momento ideal?

Entonces, ¿es mejor desayunar temprano o tarde? O dicho de otro modo, ¿cuál sería la mejor hora para el desayuno? Pues en primer lugar, tal y como sucede con el resto de comidas, es importante ser constante y desayunar cada día siempre a la misma hora, lo que ayuda a asentar un patrón digestivo regular y puede mejorar el estado de ánimo.

En segundo lugar, apunta la experta, «se recomienda tomar el desayuno en las primeras dos horas desde que nos levantamos, ya que de esta manera ayudamos a nuestro metabolismo esté en funcionamiento durante el día».

El Comité Asesor de las Guías Dietéticas de Estados Unidos es contundente, en este sentido, al definir el propio desayuno como «la primera comida del día, que rompe el ayuno tras el periodo más prolongado de sueño, y se consume entre las dos y las tres horas después de despertarse. Está formado por alimentos o bebidas de cualquier grupo de alimentos y puede consumirse en cualquier lugar».

OTROS TEMAS WELIFE

Interferencias hormonales

En definitiva, no parece conveniente demorar demasiado la primera ingesta de energía. Tampoco en el caso de aquellas personas que, por sus circunstancias, se ven en obligadas a vivir en un horario nocturno.

La razón es que el organismo es más sensible a la insulina, esto es, la hormona responsable de regular los niveles de azúcar en sangre, durante el inicio del día. De cara a un mejor control de estos niveles resulta preferible obtener una mayor ingesta calórica en la mañana o, en su defecto, en las primeras de la tarde, que durante la noche.

Si te saltas el desayuno, tendrás más apetito

Pero el momento de la ingesta de alimentos también afecta a una segunda hormona: la grelina, que tiene como función primordial la estimulación del apetito, por lo que sus niveles aumentan durante el ayuno al ser segregada por un aparato digestivo ávido de nutrientes. Como concluye Rocío del Pozo, «esperar horas para comer puede conllevar un aumento de la producción de grelina, lo que a su vez puede provocar un incremento del apetito».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Incrementar colágenoAlodiniaTonificar músculosClaves ser felizRestaurantes gourmet

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta