X

@Pexels

Adelgazar

¿Es posible acelerar un metabolismo lento? La respuesta es sí, y te decimos cómo

Hacer ejercicio no es la única forma de perder peso, también es clave acelerar nuestro metabolismo. Te explicamos cómo conseguirlo para adelgazar más rápido.

Por Andrea Verdejo

14 de enero de 2022 / 15:17

¿Sabías que el metabolismo es un factor clave para estar en forma? Es por eso que seguro que has escuchado este término al hablar de control y pérdida de peso. Sin embargo, muchos no saben ni cuál es su función ni qué es todo lo que puede hacer por ti y por nuestra salud si lo activamos tras estar durante mucho tiempo ralentizado. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre el metabolismo, cómo puedes acelerarlo y por qué influye en la pérdida de grasa.

¿Qué es el metabolismo?

Cuando hablamos de metabolismo hacemos referencia al conjunto de procesos físicos y químicos del cuerpo que transforman o emplean energía. Por ello, el metabolismo interviene en la respiración, la circulación sanguínea, la regulación de la temperatura corporal y, por supuesto, la digestión.

Todas las células, tejidos y órganos de nuestro cuerpo están involucrados en esta función, que se realiza de forma constante. Esto se debe a que nuestro organismo produce y transforma energía a partir de los nutrientes de los alimentos. Esta energía –gestionada por nuestro metabolismo según nuestras necesidades y condiciones– se emplea para movernos, pensar e incluso cuando estamos en reposo.

Para entenderlo fácilmente: el metabolismo combina todos tus alimentos y bebidas con el oxígeno para que tu cuerpo pueda moverse y cumplir las funciones “silenciosas” cuando estás en reposo.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Cómo influye el metabolismo en la pérdida de peso?

Una vez comprendido qué es el metabolismo y cuál es su función en nuestro organismo, cabe preguntarse cómo influye en nuestro peso. Pues bien, «la energía que un alimento le brinda al cuerpo se mide en calorías, y cuando consumes más calorías de las que necesita tu cuerpo, estas se acumulan en forma de grasa«, explican en Vida y Salud. En definitiva, si consumes más calorías de las que quemas, engordas. Si sucede lo contrario, adelgazas.

Sin embargo, tener un metabolismo lento dificulta que las calorías se transformen en energía. Es posible que estés restringiendo el consumo calórico, cumpliendo con algún tipo de dieta hipocalórica y haciendo ejercicio sin conseguir los resultados de pérdida de peso que te gustaría obtener. Si es así, es posible que tengas un metabolismo lento.

¿Qué factores influyen en la velocidad del metabolismo?

El metabolismo determina la velocidad a la cual quemas calorías y a esto se le conoce como tasa metabólica basal o metabolismo basal. Esto guarda relación con la glándula tiroides, órgano que se encuentra en la parte delantera del cuello, debajo de la manzana de Adán, que produce tiroxina, y con la insulina, que se produce en el páncreas. Ambas hormonas regulan la velocidad de los procesos metabólicos. Sin embargo, existen factores que condicionan su correcto funcionamiento, estos son algunos de ellos:

  • El género: los hombres generalmente tienen menos grasa corporal y más músculo que las mujeres de la misma edad y el mismo peso, lo que significa que los hombres queman más calorías y más rápido.
  • La edad: el metabolismo se desacelera a medida que envejecemos.
  • El peso, la musculatura y la composición corporal: ambos factores (peso y metabolismo) influyen entre sí ya que el tejido muscular en el cuerpo es más activo metabólicamente que el tejido graso y, por tanto, el metabolismo de una persona.
  • La genética: los llamados trastornos o enfermedades metabólicas que impiden que el metabolismo trabaje correctamente pueden ser hereditarios.
  • El estrés: provoca la subida de la presión arterial, el aumento de los niveles de glucosa y que aumente el cortisol, «una hormona vital de nuestro sistema interno de alarma, y, por lo tanto, debido a este aumento se almacena mucha más grasa en nuestro cuerpo», explican en Planeta Triatlón.
  • La deshidratación: el agua natural acelera el metabolismo debido a que todos los procesos metabólicos necesitan de esta para su correcto funcionamiento.

Se solía decir que hacer varias comidas al día ayudaba a aumentar el metabolismo, pero los estudios han concluido en que no hay diferencia entre hacer 6 comidas, 2 o 3 en cuanto al metabolismo. «Es cierto que comer eleva el metabolismo y eleva la termogénesis porque esos alimentos hay que digerirlos, gastamos más energía; pero la energía es proporcional al alimento, da igual si lo comes todo de una tanda o en seis», explica Marcos Vázquez, creador de Fitness Revoucionario.

¿Cómo saber si tienes un metabolismo lento?

Para saber si tienes un metabolismo lento, hay algunos síntomas en los que puedes fijarte para averiguarlo. Por lo general, las personas con metabolismo lento sufren de lo siguiente:

  1. Caída del pelo. Esta se produce por la escasez de micronutrientes que puede afectar a la capacidad del cabello para crecer y regenerarse.
  2. Dificultad para perder peso, aun haciendo ejercicio con frecuencia o manteniendo una alimentación saludable.
  3. Poca energía. Al quemar energía a un ritmo más lento lo normal es sentirse fatigado con bastante regularidad.
  4. Piel seca. En un metabolismo lento, las células no son tan activas como deberían y no reciben el suministro de sangre adecuado. Por ello, sudas menos de lo habitual y la piel se agrieta y seca.
  5. Baja temperatura corporal. Podría ser un síntoma de que la tiroides no está trabajando correctamente.

¿Cómo puedes acelerarlo?

Además de tener en cuenta los factores que alteran la velocidad de nuestro metabolismo –evitando las situaciones de estrés en la medida de lo posible, hidratándonos y haciendo ejercicio– existen otras pequeñas acciones que puedes incorporar a tu día a día para acelerar tu metabolismo.

  • Hacer actividad física aeróbica o anaeróbica diaria, de esta forma nuestro metabolismo permanecerá activo permanentemente. Se recomienda sobre todo hacer HIIT o entrenamientos de alta intensidad como el Tabata.
  • Evitar bebidas azucaradas. Como ya hemos dicho, el agua es la mejor opción para activar el metabolismo. En su defecto, también puedes tomar té verde o café.
  • Consumir mayor cantidad de proteínas porque para “procesarlas” el cuerpo consume mayor cantidad de calorías. Carnes blancas, pescado y vegetales ricos en proteínas como la soja y la quinoa son buenas opciones.
  • También puedes seguir la dieta del metabolismo acelerado. Te contamos en qué consiste aquí.

Temas

AdelgazarNutriciónVida Saludable

Welife hoy

Reducir ansiedadMaquillaje vegano¿Miedo a volar?¿Inflamación, estrés y depresión?

Otros temas de Cuerpo

Welife hoy

Reducir ansiedadMaquillaje vegano¿Miedo a volar?¿Inflamación, estrés y depresión?

Otros temas de Cuerpo

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible