X
beneficios del perdon

Foto: Unsplash

PSICOLOGÍA

Los beneficios del perdón. ¿Sabías que perdonar es bueno para la salud?

Quién esté libre de haber sufrido a causa de algo o alguien que levante la mano. Todos hemos sido heridos y es normal sentirse triste o enfadado, sin embargo, guardar rencor puede hacernos aún más daño.

Por Mónica Heras

16 de marzo de 2022 / 20:49

Todos hemos tenido experiencias traumáticas, heridas de la infancia que nos marcan y nos condicionan, situaciones conflictivas, decepciones, etc. Frente a estos giros que nos da la vida, la forma en la que decidimos enfrentarlos es crucial, porque vivir desde el resentimiento puede ser más perjudicial que los problemas en sí mismos. Queremos hablarte de los beneficios del perdón, especialmente a nivel físico.

Si bien es cierto que perdonar puede ser liberador para nuestra mente y emociones, existen estudios que demuestran lo mucho que ayudan a mejorar la salud. ¿No crees que va siendo hora de pasar página?

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

La ciencia con los beneficios del perdón

Un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Liverpool en 2013 exploró las causas de la ansiedad y la depresión. Realizó encuestas a más de 32.000 participantes de 18 a 85 años y llegó a conclusiones sorprendentes. Aunque sabemos que los eventos traumáticos son precursores de la ansiedad y la depresión, la respuesta ante esos eventos y la reflexión o no al respecto, tiene un efecto más duradero en su salud mental.

Cuando le damos demasiadas vueltas a las cosas que nos han hecho daño, llenándonos de resentimiento, lo único que conseguimos es empeorar las cosas. Y no solo lo decimos nosotros, lo demostró este estudio el cual concluyó que la falta de perdón, especialmente hacia uno mismo, provoca esta rumiación, la cual que puede exacerbar los síntomas depresivos.

Además, se sabe que recrear los acontecimientos desagradables una y otra vez, no solo no soluciona nada, sino que para nuestro cerebro es como si estuviéramos viviéndolas de nuevo. Segregamos cortisol, aumenta nuestro ritmo cardiaco, los músculos se tensan, en definitiva, activamos el mecanismo «lucha o huida» y le abrimos la puerta a un bucle de pensamientos obsesivos.

Lo que el perdón le hace a nuestro cuerpo

Primero debemos aclarar que perdonar no es un acto verbal, sino un estado mental. Se trata de dejar atrás los reproches, la venganza, el resentimiento y la amargura, aprendiendo a vivir a pesar de nuestro pasado. De esta manera, disminuye el poder que le damos a la situación o persona que nos hirió, permitiéndonos conectar con sentimientos de comprensión, empatía y compasión.

Si quieres aprender a soltar lo que te hace daño, te recomendamos el libro de David Hawkins ‘Dejar ir’, lleno de reflexiones y un enfoque práctico para vivir sin ataduras.

Dicho esto, comprenderás que el perdón es un acto reflexivo que beneficia sobretodo al que lo practica. Lo mejor es que no solo nos trae paz mental, que no es poco, también repercute en nuestro estado de salud. ¿Quieres saber cómo?

  • Cuando dejamos de rumiar y de sentirnos culpables por el pasado, reducimos notablemente el riesgo de caer en depresión o ansiedad.
  • Reducir los niveles de estrés crónico, disminuye la inflamación y estimula el sistema inmune.
  • Como ya hemos visto, también reduce la presión arterial.
  • Este estudio realizado por Duke University Medical Center dice que perdonar a aquellos que nos hicieron algún daño, reduce el dolor tanto emocional como físico.
  • Se ha visto que la capacidad para perdonar está relacionada con la longevidad. Este estudio en el que participaron individuos de 66 años y más, así lo constata.
  • Mejora la calidad del sueño. Cuando rumiamos, no podemos dormir bien y ya sabes lo dañino que es dormir mal.
  • Aprender a perdonar favorece la resiliencia y la capacidad para ser más positivos. 

¿Cómo podemos perdonar?

Sabemos que no es fácil, por mucho que tengamos la determinación de dejar atrás el pasado, estar en paz con lo que nos hirió y mirarlo sin resentimiento, requiere de un gran esfuerzo y amor propio.

Everett Worthington es psicólogo clínico y profesor de psicología en la Virginia Commonwealth University y ha dedicado gran parte de su trabajo a estudiar el perdón. En su libro, ‘El poder de perdonar’, habla de los dos tipos de perdón que existen. Uno tiene que ver con la forma que actuamos frente a quien nos hizo daño. El otro es más emocional y está relacionado con la decisión de reemplazar los sentimientos negativos, como el odio y resentimiento, por otros positivos.

Worthington recomienda el método REACH para perdonar:

  • Recordar el dolor. Reconocer lo que nos hirió y tomar la decisión de querer perdonar.
  • Empatizar. Intentar comprender por qué me hicieron daño y cuál es mi responsabilidad. ¿Somos capaces de sentir compasión?
  • Altruismo. Te doy el regalo del perdón de forma desinteresada (tanto al otro como a nosotros mismos).
  • Compromiso. Podemos escribir nuestra decisión de perdonar para que no se nos olvide el compromiso que hemos adquirido.
  • Aferrarse (hoid). Debemos recordarnos frecuentemente que hemos elegido perdonar y, ante situaciones similares, no actuar de la misma forma.

No somos infalibles, así que podemos incluir ejercicios de respiración cuando sintamos que la rabia o el deseo de venganza se apodera de nosotros. También existen meditaciones específicas para conectar con el perdón, como esta de Arturo Castillo o Arturveda. ¡Disfruta!

Temas

EmocionesPsicología

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Mente

Instagram

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Mente

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible