Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la teoría de la cebolla y por qué es importante en las relaciones

X

Equilibrar tus energías es esencial para sentirte mejor./ Foto: Beige Brown.

Meditación

Cómo equilibrar tu energía masculina y femenina para vivir más relajado

Lograr equilibrar ambas energías es esencial para sentirte mejor y lograr éxito en tu vida. Xuan Lan, referente del yoga, nos explica cómo hacerlo.

Por Paka Díaz

16 de junio de 2024 / 07:30

Cuando se trata de sabiduría de vida, todos los caminos parecen conducir al mismo lugar: el equilibro. Lograrlo, en todos los ámbitos, es fundamental para sentirse mejor. De hecho puede ser una interesante vacuna contra los extremismos que, cada día más, parecen inundar a nuestra sociedad. Uno de los objetivos sería lograr un balance entre nuestra llamada energía femenina, más creativa y conectada a las emociones, con la masculina, más vinculada a la racionalidad y que promueve la acción.

Pero conseguirlo no es fácil. Incluso una reconocida maestra del yoga como Xuan Lan admite que, para equilibrar ambas, hubo de seguir un camino de autoconocimiento. En su nuevo libro, La buena hija vietnamita. Cómo encontré mi propósito de vida, muestra buena parte de él.

El yoga y el equilibrio

Cuenta Xuan Lan que la inspiración para escribir su nueva obra le llegó en el funeral de su tío. Su familia materna se reunió en París y, a pesar de la tristeza, también hubo momentos para las sonrisas.

TE PUEDE INTERESAR

Al recordar a aquel gran hombre, que fue voluntario con Médicos Sin Fronteras, nació el germen de La buena hija vietnamita. Lo ha escrito para «explicar cómo fue mi camino espiritual que empezó con el yoga y quiénes son los maestros, la filosofía y los encuentros que me inspiraron».

Pero, además, confiesa que «me he abierto, como nunca lo había hecho desde el corazón, contando temas personales e íntimos de manera humilde y honesta para explicar mi camino espiritual e invitar al lector a iniciar el suyo».

La buena hija vietnamita. Cómo encontré mi propósito de vida, de Xuan Lan (Grijalbo).
El libro La buena hija vietnamita. Cómo encontré mi propósito de vida, de Xuan Lan (ed. Grijalbo).

El resultado es un libro precioso, lleno de enseñanzas de vida que resultan muy útiles y reveladoras. La autora, que ha vendido más de 100.000 ejemplares de sus dos anteriores obras, dedicadas a la práctica del yoga, reconoce que en en él «invita a ralentizar o detenerse para reflexionar desde el corazón sobre tu propósito de vida». Y, por supuesto, a encontrar el equilibrio.

Diferencias entre la energía masculina y femenina

Recuerda Xuan Lan que, durante muchos años, mientras trabajaba en un entorno profesional competitivo de negocios, solía pensar que tenía más energía masculina en ella. “Me definía como una persona tímida, pero de acción, muy racional y enfocada en solucionar problemas para alcanzar metas”, explica.

Sin embargo, un tiempo después, y tras realizar un trabajo de crecimiento personal y coaching, “descubrí que no era consciente de mi lado creativo y más intuitivo, relacionado con la energía femenina”.

Por otro lado, reconoce que, claramente, su pasión por el yoga la ayudó a reconectar sus energías. “Pude equilibrar esta fuerza femenina más sutil que mueve la espiritualidad, la pasión, la empatía y la conexión con mis emociones”, dice.

La enseñanza del yoga le ayudó a conectar, además, “con mi energía de cuidadora y abrirme a los demás, a mis alumnos, escucharles respirar y observarles” algo que le “llena mucho”.

Ese camino de desarrollo personal suyo se aprecia perfectamente en su libro, donde muestra el camino consciente de autoconocimiento que ha realizado. “Me ayudó a encontrar esta armonía entre el cuerpo, la mente, la energía y el espíritu. Que a menudo nos cuesta conseguir en este mundo desconectado de nuestro interior y demasiado enfocado al mundo exterior.

Cómo equilibrar ambas energías

Lo primero que aclara Xuan Lan sobre la energía masculina y la femenina es que etiquetarlas así «nos obliga a identificarnos más a un género». Cuando realmente se trata, explica, de «dos tipos de energías que tenemos todos en proporciones distintas, independientemente del sexo de la persona. Y que van evolucionando según el trabajo interior que hacemos».

Para equilibrarlas,  el yoga es una herramienta esencial. Pero no es la única que se puede usar. Según indica, hay otras dos –la meditación y la respiración–, que también pueden servir para alcanzar ese equilibrio tan deseable.

Por una parte, según recuerda la maestra de yoga, “la práctica de posturas nos permite conectar cuerpo y mente de manera dinámica. Pero el trabajo es más interno de lo que parece. No se limita a estirar y flexibilizar, sino que nos ayuda a sentir estos desequilibrios para trabajarlos”.

Por otra , explica que meditar “es un entrenamiento en el que la atención plena y la concentración en la observación de las sensaciones puede favorecer el balance de las dos energías”.

También señala que existen meditaciones enfocadas a los chakras que ayudan al equilibrio energético en general.

Y, en tercer lugar, toca trabajar el pranayama, la respiración, “que trabaja por definición en el control de la energía vital a través de la respiración. Nos ofrece muchas técnicas y ejercicios para armonizar las energías, calmar o energizar”, recuerda Xuan Lan.

Los beneficios, señala, son numerosos e incluyen «encontrar la armonía, la paz y el bienestar integral que todos buscamos».

Cómo meditar para lograr equilibrio

De entre todas estar herramientas para lograr el equilibrio y superar nuestros miedos, la escritora destaca la práctica regular de la meditación. Esta, subraya, “ayuda a calmar la mente y encontrar paz interior». Por eso considera que, en los últimos años, “ha ganado popularidad como una herramienta eficaz para gestionar el estrés, la ansiedad y el miedo”.

OTROS TEMAS WELIFE

Ella sugiere realizar meditación mindfulness, de atención plena. Así, “nos concentramos en la respiración y en el presente. Eso nos permite desconectar de los pensamientos ansiosos. Además de ayudarnos a regular el sistema nervioso y disminuir la respuesta de lucha o huida, que se activa en situaciones de estrés”.

La experta anima especialmente a practicar mindfulness porque “uno de sus pilares es observar nuestros pensamientos, sentimientos y miedos sin juzgarlos ni identificarnos con ellos”. Practicar esa mirada puede ayudarte a identificar los patrones de pensamiento negativos, esos que causan ansiedad y miedo. Para así poder cambiarlos y adoptar una nueva perspectiva más sana y más equilibrada.

Sin embargo, Xuan Lan advierte que no hay que generar demasiadas expectativas al respecto. Ya que “la meditación no es una píldora milagrosa que quita el miedo. Es el entrenamiento regular y constante lo que ayudará a conseguirlo”.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta