Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X

Terapia con sonido de gong en WeLife Festival 2023./ Foto: Álex Rivera.

Sueño

Cómo la terapia con sonido de gong puede ayudarte a dormir mejor

Además de mejorar el descanso, el gong puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, desarrollar la creatividad y es un aliado para meditar. El maestro de yoga kundalini Vikrampal nos explica cómo.

Por Paka Díaz

26 de febrero de 2024 / 17:00

La llamada terapia, o baño, de gong es una antigua práctica en Asia. Una forma de meditación en la que se aprovechan las vibraciones profundas del sonido para alterar las ondas cerebrales y mejorar estado de ánimo. Hoy en día se utiliza como terapia contra el estrés. Además, puede ayudar a descansar mejor.

Un estudio de 2015 la terapia del gong en la Universidad de Eslovenia, descubrió que los participantes percibían que sus vibraciones tenían un efecto relajante. Algo que se usa con la musicoterapia y las terapias con cuencos tibetanos. Otra investigación de la Universidad de Palo Alto, California, concluyó que la terapia del gong puede ser útil para tratar la ansiedad, al reducir el estrés y los miedos.

Vikrampal es un maestro de yoga kundalini y pionero en España en la terapia de sonido con gong. Para iniciarse en ella, ha publicado Terapia para uno mismo. Un libro perfecto para aprender cómo el gong y la práctica del yoga kundalini pueden incrementar nuestro bienestar. “Practico a diario meditaciones de kundalini desde mayo del 2010, y he experimentado su poder de transformación. Quería compartir cómo me han transformado y ayudado en momentos clave de mi vida, y así poder inspirar a otras personas. No va de lo que leas, o yo u otra persona te cuente, sino de lo que uno experimenta cuando realiza estas meditaciones”, explica.

TE PUEDE INTERESAR

Qué es un gong

Un gong es un instrumento circular con forma de placa de metal curvo que crea un sonido bajo, profundo y reverberante. Se trata de un instrumento sumamente popular en muchas partes de Asia para promover el bienestar. “El gong tiene el poder de una orquesta que toca todos los instrumentos al mismo tiempo. Cuando escuchamos el gong y sentimos crecer suavemente su sonido, todos los demás sonidos que nos rodean se van diluyendo y ya no podemos oír nada que venga de fuera, ya solo oímos los sonidos del universo”, explica Vikrampal.

El uso del sonido de los instrumentos con fines terapéuticos se remonta miles de años. Se considera que el gong ya se usaba con fines curativos hasta A.C. Por eso, aunque la práctica de la terapia musical comenzó en la década de 1940 y los baños de sonido modernos en la de 1960, el gong lleva ahí toda una vida.

Diferencias entre el gong y los cuencos tibetanos

A diferencia de los cuencos tibetanos, y aunque ambos se utilizan en el entorno de la terapia de sonido, el gong tiene otras particularidades. “La principal diferencia es el rango de frecuencias y la capacidad de crear nuevos tonos y armónicos. Un cuenco puede generar dos o tres notas y su impacto sobre el cuerpo físico y el cerebro es menor. Por eso, cuando tocamos cuencos necesitamos desplegar un set con más de 10 cuencos si queremos cubrir un rango de una o dos octavas”, cuenta Vikrampal.

Además, el maestro aclara que “el gong es un idiófono –instrumento musical con sonido propio porque usa su cuerpo como materia resonadora, tal y como hacemos los humanos con la voz–. Con cada toque, tiene la capacidad de generar tonos por sí mismo cubriendo un rango de frecuencias, en función de su tamaño, que abarca todo el rango de audición humana”.

Cómo funciona la terapia del gong

En realidad, los sonidos funcionan en nuestra mente porque logran estimular el nervio vago. Eso consigue reducir las hormonas del estrés, la adrenalina y el cortisol. El nervio vago, ubicado muy cerca de las orejas –uno a cada lado–, es el nervio craneal más largo que va desde el cerebro a muchos de nuestros órganos y forma. Forma parte del sistema parasimpático y prepara a nuestro cuerpo a disponerse para el descanso, la relajación, la respiración o para regular la frecuencia cardíaca.

Las vibraciones del gong se trasladan por los canales auditivos. Debido a su cercanía con el nervio vago, se estimula el nervio. Entonces el cerebro piensa que está a salvo. Por eso, ralentiza su ritmo cardíaco y respiratorio. Vaya, que te relaja mucho. Pero, ojo, porque, por el contrario, los sonidos agudos pueden provocar el efecto contrario porque tu cerebro los percibe como peligrosos.

La meditación con gong

El gong puede ser una gran ayuda para meditar. Muy indicado para personas a las que les cuesta entrar en el estado meditativo. “Meditar no es fácil. Alcanzar un estado meditativo es un proceso que implica compromiso y disciplina”, apuna Vikrampal. Por eso, el yogui reconoce que “muchas personas se frustran al principio porque no pueden mantener la postura, no tienen fuerza para mantener la columna erguida, tienen dolor de espalda o les cuesta concentrarse. Se identifican con el «yo no puedo», «esto no es para mí», y lo dejan”.

Para quienes tengan esos problemas, esta terapia puede ser una aliada. “El gong tiene la capacidad de ralentizar el ritmo de los pensamientos, de cambiar el patrón de onda cerebral. Y te lleva a esa experiencia meditativa en menos de 90 segundos. Por lo que hace que tu mente no esté tan pendiente de la postura y puedas trascender las molestias e incomodidades de la misma. Te ayuda a descubrir los beneficios de la meditación. Las enseñanzas dicen que la mente no puede resistirse a un gong bien ejecutado”, resume el experto.

Beneficios de la terapia del gong

Lo primero es que ayuda a relajarte. También contribuye a que tu mente se distraiga de sí misma. O sea, que evites la rumiación de pensamientos. Eso contribuye a generar un estado de paz y calma. Vikrampal explica que ha realizado varios estudios científicos que saldrán publicados en los próximos meses. “En el último, realizado en 16 países, hemos obtenido una muestra de 1400 personas y los resultados son contundentes”.

En ellos, señala que “se puede observar cómo después de una sesión de gong las personas refieren una sensación de mayor vitalidad y energía, y  manifiestan una clara disminución de un dolor previo. En los resultados obtenidos también se puede observar cómo las personas manifiestan una reducción de su estrés y ansiedad considerablemente. También disminuye, después de la sesión con Gong, la tristeza y la sensación de estar enfermo”.

Pero no sólo eso. Como cuenta el maestro de yoga, en otro estudio científico que ha hecho, observó el impacto del gong en el postoperatorio del cáncer de mama. “Los resultados reflejan cómo la terapia de sonido con gong es un buen complemento al tratamiento hormonal en esa etapa, ya que ayuda a reducir los efectos secundarios de la misma”, apunta.

El gong para mejorar el sueño

La relajación profunda que genera el gong, al liberar la mente de otros pensamiento y la bajada del estrés generan un efecto dominó al mejorar la calidad del sueño. De hecho, ayudar a prepararse para lograr un buen descanso. “Muchas personas con insomnio utilizan mi música, en Spotify o Itunes, para dormir”, afirma Vikrampal, “y sus testimonios son contundentes. Esta razón me llevó a crear un «botiquín de sonido» totalmente gratuito, al que puedes acceder desde mi web vikrampal.es. Sólo tienes que seguir las instrucciones del audio que elijas y experimentarlo”.

¿Cómo se practica la meditación gong?

Para meditar con el gong, hay que preparar esterillas, o también se puede hacer en un colchón. Se puede añadir una almohada y una manta, si es necesario. Lo fundamental es colocarse en una posición cómoda, relajarse y cerrar los ojos.

OTROS TEMAS WELIFE

Luego, el guía de la sesión marcará los sonidos. Al comienza, con sonidos muy suaves del gong, que van cambiando y que aumentarán en volumen según lo haga la sesión. Eso sí, nunca demasiado alto para que no sea incómodo. La sensación es de puro relax y una sensación de paz que se extiende por todo el cuerpo.

El objetivo de estos sonidos del gong es producir un ritmo monótono que genere frecuencias en las ondas cerebrales. El primer estado que se alcanza de esas ondas es el alfa, generado por frecuencias entre 8 y 12 Hz. El alfa está asociado a la creatividad y la relajación. En él, podrías experimentar ensoñaciones y una ampliación de tu imaginación. Luego se llaga a las ondas cerebrales theta –entre 4 y 7 Hz–. Este estado se logra entrar en una meditación profunda y en el sueño REM.

“Lo que recomiendo es que se experimente al menos una vez con un profesor que se haya formado en kundalini yoga y gong. Cuando alguien viene por primera vez a una de mis sesiones, siempre les doy este aviso: La primera clase no se olvida nunca”, asegura Vikrampal. Además, lo recomienda “si vives un momento de mucho estrés, tienes ansiedad, depresión, no duermes bien, te falta vitalidad, necesitas claridad mental o estás transitando por un duelo o proceso de enfermedad, te recomiendo que asistas”.

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta