Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X

El mundo moderno no es demasiado amable y todo el mundo parece continuamente enfadado./ Foto: El diablo viste de Prada.

Mente

Por qué siempre estás enfadado: estas son las razones de las que no te das cuenta

Haber dormido mal, el exceso de trabajo, la subida de los precios y el exceso de calor hacen que pierdas los nervios. Pero gestionar adecuadamente tus emociones te ayudará a calmarte y ser más feliz.

Por Marcos López

22 de mayo de 2024 / 17:00

Lucir una sonrisa, a veces es muy complicado y muy a menudo te sientes frustrado. Con el ánimo encendido. Como si estuvieras siempre enfadado. Y tu caso no es, para nada, único. Conducir se ha convertido en un concierto de bocinazos. Guardar una cola es como asistir a un concurso de malas caras. ¿Qué pasa? Parece como si a las personas que te rodean les bastara cualquier mínima excusa para sacar las garras. Como si todo el mundo perdiera continuamente los papeles. Y hay varias razones para explicarlo.

Se trata de una tendencia planetaria. El Informe Gallup de Emociones Globales muestra que la población mundial no ha acumulado tantas emociones negativas como en el último par de años. De hecho, el nivel de infelicidad ha crecido progresivamente para alcanzar su pico máximo en 2021.

Pero como recuerda Allison Keating, psicóloga clínica, «las emociones no son de por sí buenas o malas. Tienen una función. Y la función del enfado, de la ira, es hacerte saber que algo te parece mal o es injusto. Que no estás conforme con lo que pasa y motivarte para expresar cómo te sientes».

TE PUEDE INTERESAR

Así que ha llegado el momento de calmarse. De que gestiones tus emociones. Aunque todo parezca ir en tu contra. Y es que son varias las causas que explican que todo el mundo se sienta continuamente irritado.

Estás cansado y te sientes abrumado

Estás cansado. No duermes bien. Lo que, según la Sociedad Española de Neurología, le ocurre a hasta 12 millones de españoles. Todos los días. Y fruto de tanta somnolencia y agotamiento, estás muy irritable. Cualquier mínimo inconveniente te hace perder los estribos. Sobre todo en el trabajo, en el que las horas son insuficientes para lidiar con tanto exceso de tareas. Lo que, demuestra la Universidad de Lancashire Central, despierta tu ira y acaba siendo muy perjudicial para tu salud.

Los precios, y las temperaturas, no paran de subir

Tanto trabajo, tanta angustia, que no se ve recompensado cuando miras cómo los productos básicos como la alimentación o la energía se comen tus ahorros. Los precios no paran de subir. Todo cuesta cada vez más. Lo que, como constata la Escuela de Negocios de Harvard, pone a cualquiera de los nervios. Más aún cuando aprieta el calor: como revela la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas de Estados Unidos, las temperaturas elevadas se asocian a un aumento de los episodios de ira y violencia. Además, parece que este año los termómetros volverán a marcar cifras de récord.

OTROS TEMAS WELIFE

Te duele todo (y te enfada)

La competencia de la vida moderna no va a rebajar tu nivel de enfado. Al contrario. Y es que tanta tensión tiene que salir por algún lado. Por ejemplo, en forma de dolor físico, que según la Universidad de Kobe también conlleva un incremento de la ira. Y aquí el Informe Gallup es contundente: cerca de una tercera parte de la población mundial padece algún tipo de dolor físico. A diario.

Cómo lidiar con tu enfado (y ser más feliz)

No importa la razón. Tienes que gestionar tu enfado. Y como destaca Allison Keating, «se puede hacer de forma saludable. El problema es el estar enojado es, por lo general, castigado, por lo que la verdadera emoción es reprimida. Una y otra vez hasta que, finalmente, un día explotas». Te contamos cómo lograr que el enfado no domine tu vida:

  • Sé más permisivo contigo mismo: contrariamente a la autocrítica, la autocompasión y el autocuidado contribuyen a una mejor salud mental. También ayuda bajar el nivel de agitación. O lo que es lo mismo, quemar el exceso de adrenalina. Por ejemplo, haciendo ejercicio, practicando la meditación y evitando una alimentación inadecuada.
  • Perdona a los demás: se trata de seguir practicando la compasión, pero ahora hacia el exterior. Todo el mundo se equivoca, y las personas que saben perdonar son más felices.
  • Entiende por qué te enfadas: el enojo, la ira, es una emoción completamente humana. Pero como refiere Allison Keating, «es una emoción secundaria causada por otras primeras que, como la tristeza, el dolor o el rechazo, pueden haber sido suprimidas durante años». Así que tómate una pausa, respira y analiza por qué estás tan enfadado. Como concluye la experta, «el barrer las cosas bajo la alfombra es una buena metáfora de que las emociones no se evaporan y que la irá permanecerá en caso de no tratar las verdaderas emociones que la disparan».
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Comer proteínaMujeres arrepentidasConfesiónRespirar malRiesgos Ozempic

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta