X
Encontrar tu propósito te acerca a la felicidad

Tener un propósito nos ayuda a tener una ruta donde lo importante es disfrutar del camino. / Unsplash

MENTALIDAD

Encontrar nuestro propósito: ¿nuevo término de moda o respuesta definitiva para encontrar la felicidad?

Se habla mucho de la fundamental que es saber qué queremos, hacia dónde vamos y por qué lo hacemos. Sin embargo, no terminamos de comprender qué se esconde detrás de este conocimiento.

Por Mónica Heras

10 de agosto de 2022 / 09:30

Parece ya un poco manida la frase con la que muchos gurús de ‘causas perdidas’ intentan encaminar a sus seguidores: «encuentra tu propósito». Bromas aparte, lo que parece una moda del autoconocimiento no es más que la esencia que encierra el ser humano desde siempre y que no es otra que buscar el motivo de su existencia.

Sin afán de ponernos filosóficos, sí que vamos a indagar en lo que se esconde detrás de esta frase, intentando comprender por qué es tan importante que nuestra vida tenga un sentido y una dirección. Hablamos con Adela Martínez, experta en duelo, terapeuta en Programación Neurolingüista y Máster en  Mindfulness e Inteligencia Emocional, quien con su proyecto, Volver a Vivir, ayuda a las personas a encontrarle significado a sus vidas.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

La búsqueda de tu propósito tan necesario como complicado

Para Adela, la búsqueda incesante de la felicidad y el bienestar se han convertido en el siglo XXI en el propósito de millones de personas. Pero, ¿realmente es eso un propósito? ¿Sabemos lo que significa esto? Y, lo más importante, ¿sabemos el  verdadero “para qué” de ese propósito?

«Propósito es aquello que deseamos tener en la vida. Todos lo tenemos, pero lo olvidamos, nos conformamos con lo que nos pasa en el día a día y nos dejamos llevar por esa vida en piloto automático que nos ha tocado vivir», apunta la coach.

Observa que buscamos en nuestras parejas, en nuestras amistades, en el trabajo, en las cosas materiales un propósito que nos acerque a esa ansiada felicidad, cuando en realidad, ese espacio de bienestar está siempre en nosotros, en nuestro interior.

Para alcanzar nuestro propósito es imprescindible trabajar sobre tres aspectos:

  1. Cambiar la manera en que percibimos lo real. De esta manera podemos influir en nuestros pensamientos, y con ello en las acciones que llevamos a cabo. Lo real y la realidad son cosas diferentes, y como percibamos la realidad nos hará actuar de una manera u otra en la vida.
  2. Descubrir tu propia identidad. A lo largo de la vida vamos forjando una identidad con la que nos conformamos, pero ¿es realmente la nuestra? ¿O es la identidad que nos han hecho creer que somos? Parar a escucharnos internamente, conocer nuestros deseos, nuestros valores e inquietudes, es imprescindible.
  3. Aceptar esa verdadera identidad. Cuando reconoces tu verdadera identidad, la aceptas y actúas en coherencia con ella, el éxito de tu vida está garantizado. Aquí, el grado de compromiso contigo aumenta y comienza el equilibrio entre el ser y el hacer.

«Tu autoconcepto define lo que conseguirás o no en la vida, por ello, antes debes amarte más. Todos tenemos unos dones, unos talentos, fortalezas y deseos que, cuando descubrimos, nos llevan directos a nuestro propósito», aclara Martínez.

Encontrar un propósito en la vida, nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos
El autoconocimiento es clave para encontrar tu propósito./ Unsplash.

¿Por qué es importante tener un propósito de vida?

Esto no es otra cosa que tener un objetivo en un momento de la vida, que nos provoca gran satisfacción durante el camino hacia conseguirlo, y que una vez alcanzado, nos hace sentir felices y crecer como personas. Esta descripción esconde tres puntos clave que son la temporalidad; los propósitos de vida pueden ir cambiando a lo largo de ésta como cambiamos nosotros; la satisfacción en el camino a conseguirlo, desapegándonos del resultado y el crecimiento como persona que supone alcanzarlo.

Lo importante no es tanto el propósito en sí mismo, sino lo que el propósito signifique para ti. Hay que eliminar las falsas creencias de que debemos cambiar el mundo, acabar con la pobreza o el sufrimiento de la humanidad. La mayoría de las personas lo encuentran en actos cotidianos que para ellos son realmente importantes, como ser la mejor madre para sus hijos, el mejor compañero de trabajo o destacar dentro de su grupo de baile. Porque si algo tiene que tener un propósito es que sea para ti y te haga sentir bien. Nunca será pensado para satisfacción de otros.

También está demostrado que las personas que lo tienen y lo cumplen, ven afecta positivamente su salud física, salud mental y emocional. Aumentará tu calidad de vida, mejorará tu nivel de estrés, te permitirá dormir mejor.

Personas que transitan procesos de duelo dolorosos, situaciones traumáticas consiguen superarlos cuando comienzan a trabajar en su propósito de vida, permitiéndoles encontrar algo por lo que seguir adelante y además hacerlo de manera plena.

¿Cómo podemos encontrarlo?

Para quienes quieran algún método, existen técnicas como el Ikigai y el hacerse preguntas como, ¿en qué punto de mi vida estoy? ¿Hacia dónde voy? ¿Tiene sentido lo que hago? o ¿Dónde quiero  estar dentro de 5 o 10 años? Estas pueden servir de brújula.

Sin embargo, el autoconocimiento, la autoreflexión y un fortalecimiento de tu autoestima, serán claves para dar con tu verdadero propósito. Ordenar nuestra vida y darle un significado, guiará nuestras acciones y nos permitirá mantener una proyección.

¿Cómo sabes que has dado con tu propósito?

En ese momento en el que dejas de cuestionarte a todas horas aquello que haces en tu día a día. El problema principal en nuestra sociedad actual es que creemos no tener tiempo para parar, ni a pensar ni a escucharnos, estamos sobre informados y no discernimos lo que queremos. Cuando encuentras lo que realmente quieres comienzas a no cuestionarte.

Encontrar un propósito es fácil, solo tenemos que permanecer atentos a aquello que despierta nuestro entusiasmo y emoción. Debe ser algo que te gusta y con lo que disfrutas. Sin embargo, ¿cuantas veces te has parado a pensar en ello? ¿Cuándo has trazado un plan para conseguirlo?

La diferencia entre unas personas y otras no está en las excusas que nos ponemos, sino en la capacidad de cada uno de reconocer nuestras fortalezas y nuestro compromiso y ponerlo al servicio de ese propósito. Solemos tener la falsa creencia de que necesitamos unas mejores condiciones, cuando en realidad será este propósito el que nos lleve a unas mejores condiciones.

Temas

EmocionesPsicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible