Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Las personas que hacen paperclipping reaparecerán para preguntarte banalidades con el único propósito de mantener el contacto./ Foto: Getty.

Mente

Qué es el paperclipping, el nuevo tipo de ghosting del que tienes que protegerte si no quieres caer en una relación tóxica

La persona con la que empezaste a salir y de pronto dejó de dar señales de vida te manda mensajes para ver cómo estás. Ignórala. Sólo te guarda en la recámara por si sus otras opciones van mal.

Por Marcos López

15 de mayo de 2024 / 09:00

Tu nueva relación va viento en popa. Lleváis sólo unas pocas citas, pero es posible que hayas encontrado la media naranja que buscabas desde hace tiempo. Y, de repente, todo es silencio. La persona que había despertado tu ilusión desaparece. Te ignora y no responde a tus mensajes. Eres víctima del ghosting. Pero es aún más complicado. De vez en cuando te envía algún mensaje para preguntarte cómo estás. O cualquier otra frivolidad. Como si hubiera pasado página pero quisiera guardarte en la recámara. Es el momento de cortar por lo sano: te están haciendo paperclipping.

La doctora Ramani Durvasula, psicóloga clínica y autora, entre otros libros de éxito, de It’s Not You: How to Identify and Heal from Narcissistic People, explica que «para las personas que hacen paperclipping, las relaciones son muy superficiales y las utilizan como una forma de validación. Algo con lo que llenar su vacío o soledad. Y con estas preguntas repentinas sólo evalúan si volverías con ellas». Lo que, por cierto, no sucederá.

El término hace referencia a «Clippy», el asistente con forma de clip que, allá a finales de los noventa y principios del nuevo siglo, no dejaba de aparecer en la pantalla cuando se utilizaba Microsoft Office para hacer cuestiones molestas sobre lo que estabas haciendo. Lo mismo que sucede con quienes hacen paperclipping. Surgirán de la nada para preguntarte banalidades con el único propósito de mantener el contacto. Sin ánimo de ir más allá.

TE PUEDE INTERESAR

Lo mejor es que no les hagas caso. Te contamos cómo protegerte frente a esta actitud tan reprobable.

Probablemente no seas su única víctima

Recuerda: quiere tu atención para sentirse importante. No te quiere a ti. Y aunque parezca que tras tanto tiempo busque una conversación casual, indica la doctora Durvasula, «si esta crece en intensidad, o incluso si le preguntas sobre cómo le va, volverá a desparecer. De hecho, podrías apostar dinero a que no eres la única persona a la que le está haciendo paperclipping».

No contestes a sus mensajes

Así que lo primero que hay que hacer es pasar olímpicamente de sus mensajes. Cualquier respuesta será entendida como una invitación para volver a por más «validación» en el futuro. Para llenar su vacío, no porque exista un interés real en ti.

¿Cuántas llamadas, o mensajes, has recibido últimamente de números que tu teléfono te recomienda bloquear? Haz lo mismo con esa persona que te reclama una atención que tendrías que dedicar a algo realmente productivo.

Nunca te ilusiones

Pero la persona realmente te gusta. Así que no quieres precipitarte y, cuando te vuelve a escribir, una y otra vez, para preguntarte por qué no le respondes, decides hacerlo. Lo que dará lugar a un nuevo periodo de silencio, que confirmará que no hay nada que hacer. Pero volverá a la carga.

O también puede que respondas porque, siendo consciente de la situación, quieres seguirle el juego. Te resulta entretenido. Pero nunca, jamás, te ilusiones.

Pídele explicaciones

Sois personas adultas. Aunque por su comportamiento no lo parezca. Así que optas por ir de frente y contactarle para que te explique las razones de sus silencios y reapariciones. De por qué te envía tantos mensajes cortos insustanciales pero no quiere mantener una conversación.

OTROS TEMAS WELIFE

Es altamente probable que no te responda, pero de hacerlo se aclarará cualquier posible malentendido.

Es siempre una situación tóxica

Un apunte importante: tus amigos que visitan tus redes sociales de pascuas a ramos para preguntarte, con un interés sincero, como te encuentras, no te están haciendo paperclipping. Una actitud, además, que no se restringe a las relaciones de pareja.

Por ejemplo, también puede venir de un antiguo jefe que prescindió de tus servicios pero no quiere cortar todos los lazos ante la posibilidad de que un día te vuelvas «importante».

Da igual. Como concluye la experta, «el paperclipping puede ser una situación tóxica y esta nueva tendencia en citas debe ser evitada». A nadie le gusta perder el tiempo. Menos aún cuando se es el segundo plato. O el tercero o cuarto –o, incluso, más allá.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta