Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X
parar-para-tener-energia

Dormir de siete a ocho horas es necesario para renovar energía./ Imagen: Wildfox.

Salud mental

Trucos de experto para tener más energía y ser más productivo que van a cambiar tu vida

Amagoia Eizaguirre, coach y divulgadora creadora de Habituatea da las claves y los hábitos que hay que seguir cada día para ser la mejor versión de ti mismo y más feliz.

Por María Muñiz Marcelo

17 de octubre de 2023 / 14:43

Sentirse agotado es algo que escuchamos en nuestro entorno más cercano prácticamente a diario. Y esto se debe a que vivimos en piloto automático mientras tratamos de llegar a todo, sin pararnos ni un sólo momento por no «malgastar» ni un minuto de nuestras apretadas agendas. Así lo confirma Amagoia Eizaguirre, coach y divulgadora que en Instagram se conoce como Habituatea, su propia plataforma de coaching, que reflexiona, «¿por qué si cargamos nuestros teléfonos móviles no nos cargamos a nosotros mismos?«.

Ha sido durante la presentación de la nueva línea facial de granada y péptidos de maca de Weleda donde Eizaguirre ha hecho esta reflexión y ha querido dar las claves para aprender a parar y así también gestionar nuestra energía y recargarnos cuando es necesario. ¿El resultado? Ser mucho más productivos en el día a día y, al final, tener mejor calidad de vida. «Tenemos que dejar de evolucionar tanto y conectarnos un poco con lo que tenemos alrededor, con la naturaleza, con nosotros mismos y permitirnos bajar las revoluciones», apunta Amagoia.

Por qué es importante parar

Según explica la coach, los seres humanos somos energía y esta se ve afectada por el día a día. «Siempre digo que no creo en la gestión del tiempo, creo en la gestión de la energía. Cómo está la energía ahora mismo si no nos permitimos parar, no estamos en contacto con la naturaleza, estamos todo el día con el runrún en la cabeza, ese diálogo interior, todo el día con el «tengo, tengo, tengo…», sin dejar espacio a qué es lo que quiero, qué tipo de vida quiero tener, qué quiero ser. No nos hacemos esas preguntas porque vamos en piloto automático, y además parece que está de moda el tener la agenda hasta arriba. Vamos a bajar las revoluciones y a entender que somos energía», señala la experta.

TE PUEDE INTERESAR

«La energía se drena por el entorno y las relaciones que tenemos. Aunque parece que estemos muy conectados a nivel tecnológico, nunca nos hemos sentido tan solos. Necesitamos conexión y relaciones reales, necesitamos estar más en contacto con los nuestros y poner límites a esas personas que nos drenan la energía. Lo mismo con las noticias y la tecnología, hay que saber dónde poner límites», añade.

Claves para tener más energía

Para conseguir renovar nuestra energía y recargarnos a diario, sólo necesitamos implementar ciertos hábitos en nuestra vida. Además, no son para nada complicados y es algo que no nos supondrá un esfuerzo extra. Y mucho menos cuando se conviertan en costumbre.

Dosifica las noticias

«Hay que estar informados pero no cargarnos de información», cuenta la comunicadora. Y no puede estar más en lo cierto. Cuando tenemos demasiada información, nos saturamos e incluso podemos cargarnos de negatividad. Este tipo de pensamientos nos abruman y consumen mucha energía porque, además, requieren mucha de nuestra atención.

Ten relaciones saludables

Hay que distinguir «quién te aporta energía, quién te drena la energía y poner límites, aprender a decir que no a esas personas que nos quitan la energía, que es lo más valioso que tenemos», señala la creadora de Habituatea. Y no sólo en el mundo real, también hay que tener cuidado con nuestras relaciones en las redes: «En redes sociales también tenemos un entorno, el entorno virtual. Seguimos a muchas personas que ni siquiera conocemos presencialmente, que no sabemos quiénes son. Al final, sin querer, esas personas también forman parte de nuestra vida. Si detectas que hay cuentas en redes que te drenan la energía, incluso aunque se trate de un familiar o amigo, silencia y bloquea. Hay que trabajar en proteger nuestra energía», añade.

Limita el uso de las redes sociales

Algo que nos quita gran parte de la energía son las redes sociales. De hecho, pasamos gran parte de nuestro día delante de la pantalla del teléfono móvil aunque no nos demos cuenta. Así que, lo mejor es delimitar el tiempo que usamos la tecnología. «Me gustan las redes. Pero sólo cuando yo domino la tecnología, no al revés. Me pongo horarios: 15 minutos por la mañana, 15 minutos después de comer y 15 minutos después de cenar. El consumo medio en España es de 4 horas, por lo que malgastamos el tiempo en hacer scroll en estas redes sociales que están diseñadas para captar nuestra atención», indica Amagoia. «Si tú no te pones un límite puedes estar horas en ellas y malgastar tiempo valioso de tu vida que podrías emplear en cosas que aumenten tu energía. Utiliza alarmas para limitar el tiempo«, recomienda.

Mantener el contacto con la naturaleza

Y da igual que estemos en un ambiente urbano. «Aunque estés en la ciudad, hay muchos parques. Te invito a que hagas un hueco en tu apretada agenda para hacer pequeños snacks de ejercicio. Esto es, por ejemplo, cada hora sal de la oficina y sal a la calle a respirar. Si tienes un poco más de tiempo, unos minutos de caminata por un parque cercano te cambiará la energía y te hará sentir mejor», explica. «No todo el mundo dispone de una hora para hacer ejercicio, yoga, meditación, etc. y no tenemos que aspirar a eso. Tenemos que aspirar a tener una vida un poco más activa dentro de nuestra realidad y a estar un poco más en contacto con nuestra naturaleza porque venimos de ahí. Nos aporta creatividad, bienestar, un mismo problema después de estar 20 minutos en la naturaleza lo vemos de otra manera. La naturaleza nos conecta con la realidad de lo que somos los seres humanos», añade.

Crea tu ritual nocturno

«La energía también se obtiene del descanso, del parar y del dormir. Todos deberíamos dormir entre siete y ocho horas. Por la noche el tiempo vuela. Utiliza alarmas para meterte en la cama, para calcular cuánto puedes dormir. Cuando queden aproximadamente dos horas para irte a dormir, deja los móviles en una caja, porque la luz azul nos despierta. El cerebro se cree que es de día, eso nos activa y hace que estemos revolucionados», explica Eizaguirre. También recomienda dormir con la máxima oscuridad y con una temperatura de 21 grados.

Antes de dormir, disfruta de tu rutina de belleza

No vale sólo con aplicar los pasos de una rutina y ya está, hay que ser conscientes de los pasos que se dan para cuidar de la piel. «Hablamos mucho del mindfulness y la meditación, pero el simple hecho de coger un producto, olerlo, tocarlo, activar los cinco sentidos ya te devuelve al ahora. No hace falta complicarse mucho para generar ese momento de «estoy conmigo mismo». Empieza por oler el producto para activar el olfato, experimenta qué tacto tiene el producto, luego toca tu piel y nota este tacto en ti mismo. Así se empieza con un diálogo interior mucho más amable con uno mismo», señala.

linea-granada
Línea de granada y péptidos de maca de Weleda./ Imagen: @weleda.es.

Y no hace falta complicarse demasiado en la cantidad de productos que se necesitan. Eso es justo lo que propone Weleda con su nueva línea de granada (antioxidantes) y péptidos de maca (energizantes), por ejemplo. En esta línea se proponen cuatro productos: contorno de ojos, sérum, crema de día o de noche y un aceite facial que se puede usar solo o mezclado con la crema. Esta línea hidrata la piel, le devuelve su jugosidad y la reafirma en siete días gracias a que, en concreto, el aceite reactiva la energía celular. Todos los ingredientes de esta línea son naturales y sostenibles y respetuosos en el sentido medioambiental y humano.

OTROS TEMAS WELIFE

Mientras llevamos a cabo nuestro ritual de belleza, «hacemos un repaso de lo que ha pasado a lo largo del día y nos damos las gracias por haber superado todo lo que hemos superado y también por todo lo que tenemos y la forma en que vivimos. Así, en lugar de lo malo que ha pasado en ese día, que son ruidos que nos drenan la energía, activar nuestros sentidos nos trae al momento presente y el sueño será mucho más reparador», añade la experta.

Cambia tu forma de empezar el día

Amagoia Eizaguirre habla desde su propia experiencia: «Desde que ya no utilizo el móvil a primera hora de la mañana, me ha cambiado radicalmente la forma de empezar el día. Me pongo música para motivarme. Desayuno tranquilamente, sin dispositivos y saboreo lo que como. Haz cinco o diez minutos de estiramientos que te permitan activar el cuerpo. Date una ducha y siente cómo cae el agua. Haz un ritual también por la mañana, toca tu piel y centra tu pensamiento en cómo quieres que sea el día».

No te fuerces demasiado

«Nunca me obligo a hacer cosas que mi energía no pueda hacer. Cada día nos despertamos con diferente energía, a veces al 50, otros al 100 y otros al 60. Si hay días que me despierto al 50% de energía, lo que hago es mirar la agenda y ver lo que es realmente imprescindible. Así, lo que lo es lo hago y lo otro pasa al siguiente día o simplemente no lo hago para no forzar la maquinaria», apunta la experta en coaching.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Comer proteínaMujeres arrepentidasConfesiónRespirar malRiesgos Ozempic

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta