Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X

La libido puede verse afectada por factores como el estrés, el cansancio o las preocupaciones. / Imagen: Escena de 'El diario de Noa'

Mente

Qué es en realidad la libido: todo lo que puedes hacer para mejorarla y disfrutar más que nunca de tu vida sexual

Consejos de la psicóloga y sexóloga Silvia Sanz para aumentar tu libido y mejorar tu sexualidad.

Por Sara Flamenco

27 de marzo de 2024 / 17:00

En la adolescencia y primeras fases de la adultez, la escasez de libido no es un tema que preocupe en exceso. La revolución hormonal típica de esta etapa del desarrollo hace que el deseo sexual esté más presente, además de otros factores exógenos como el aumento de responsabilidades y preocupaciones con el paso de los años. Para entender este concepto, hemos hablado con la psicóloga y sexóloga Silvia Sanz, que nos ha explicado que la libido puede variar de una persona a otra tanto por factores emocionales, como vivenciales. «Ya sean por experiencias que tengamos o situaciones en las que nos encontremos, incluso por factores hormonales. El estrés, el cansancio, las preocupaciones, el ánimo e incluso las relaciones personales pueden afectar a nuestro deseo», nos indica la experta.

Una de las leyendas que gira en torno a la libido es que los hombres tienen más deseo sexual que las mujeres. «Es un mito que las mujeres tienen menos deseo y apetito sexual que los hombres, pero el deseo sexual en las mujeres es menos directo que en los hombres y más difícil de medir. Intervienen varios factores de tipo emocional y psicológico que no predominan tanto en el hombre y, por lo tanto, es más complejo», explica Silvia Sanz.

«Además, los factores socioculturales facilitan que los hombres expresen deseo con mayor frecuencia y parece que aún se mantiene la creencia de estar peor visto que las mujeres tengan la necesidad y deseo de mantener relaciones sexuales, aunque está presente en la misma medida que en los hombres», continúa.

TE PUEDE INTERESAR

Por qué no sientes deseo de practicar sexo con tu pareja aunque tu relación vaya bien

Un tema frecuente en las consultas de las expertas en sexología es el bajo deseo sexual en las parejas. «Muchas personas me cuentan que aman a su pareja y, además, les atrae, pero encuentran los momentos íntimos muy previsibles. Por ello, evitan de un modo inconsciente tener relaciones, se espacian cada vez más los encuentros y, cuando suceden, son agradables, pero poco estimulantes. Algunos de los motivos que provocan el bajo deseo, no son la convivencia ni el tiempo juntos, son más la indiferencia o el desinterés, la falta de estímulos, la falta de sintonía con tu pareja o dar prioridad a otras actividades», nos comenta la experta.

Según afirma Sanz, nosotros tenemos más responsabilidad de la que creemos para no caer en la rutina y que nuestra libido disminuya. En su experiencia ha visto todo tipo de casos, desde parejas que llevan 25 años juntos y mantienen una actividad sexual frecuente hasta aquellos que han perdido el deseo. «El amor por sí solo no es un antídoto contra el bajo deseo sexual, hay que tener una actitud activa y comprometida para cuidar cada día la relación. En esencia, el sexo es un modo de comunicarte, y del mismo modo que cuidas tus palabras, debes cuidar tu modo de conquistar cada día a tu pareja. Esa es la receta del amor. Si la imaginación te juega una mala pasada y necesitas inspiración, en mi libro Sexamor te ofrezco más de treinta estrategias diferentes para recuperar o conservar la pasión», asegura.

Una de estas estrategias puede ser agendarte un día para tener un momento de intimidad con tu pareja. Puede resultar frío e incluso algunos argumentarán que este hecho convierte el sexo en un acto rutinario y obligatorio, pero Silvia Sanz no está de acuerdo.

«El día a día, las prisas y las obligaciones van dejando que los encuentros sexuales queden en un segundo plano. Parece que solo se puede agendar reuniones laborales o tareas para la casa o los hijos, pero no me parece negativo dar prioridad a algo tan importante como es tener un encuentro sexual con tu pareja. Además, lo puedes plantear como un juego, un momento para estar juntos, una cita, algo placentero. Es preferible buscar un tiempo para ambos que no tenerlo o que coincida en momentos en los que uno de los dos se encuentre más cansado que el otro. Disfrutar no está reñido con planificar«, afirma la psicóloga.

OTROS TEMAS WELIFE

Herramientas de experto para aumentar la libido

Despertar el apetito ante una buena comida es sencillo, pero muchas personas dirían que lo complicado es mantenerlo si el plato es siempre el mismo. ¿Sucede lo mismo con la libido en las relaciones duraderas? «Cuando se trata de relaciones intimas, aumentar el deseo o apetito sexual ante determinadas situaciones que suelen ser similares y en las que anticipamos con todo lujo de detalles lo que va a suceder, puede llegar a apagar el deseo», comienza apuntando Silvia Sanz. «Pero si enriquecemos los platos, los salseamos, variamos algún ingrediente…, puede que sorprendamos a nuestro paladar. Y, cuanto más disfrutemos de esa comida, más nos apetecerá volver a deleitarnos con su sabor».

No siempre es fácil tener ideas distintas y apetecibles para convertir tu vida sexual en algo novedoso cada vez. Por ello, la psicóloga y sexóloga n os propone algunas ideas que pueden despertar tu sensualidad y el deseo de tu pareja:

  • Prepara la mesa: una buena relación sexual se inicia mientras aún llevas la ropa puesta. Tus movimientos, tus palabras, las caricias, los besos, los abrazos, los gestos de cariño… Reclama lo que deseas sexualmente y charla sobre sexo con tu pareja, hablando de lo que te gusta de tu pareja y lo que quieres o sientes. No olvides, que pedir es una herramienta fabulosa.
  • Asume tu responsabilidad: tú eres responsable de tu propio deseo. «Erotízate, prueba algo nuevo que te suponga un reto. Dedica algo de tiempo para percibirte de un modo sexual. No te descuides, la sensualidad se muestra tanto en actitud como en el cuidado personal», asegura la experta.
  • El entorno es importante: cuida el ambiente e intenta cambiar el marco sexual, innovando en lugares diferentes. «¿Qué te parece practicar un encuentro sexual en el sofá, en el despacho o en un hotel? Y si eres de los atrevidos en lugares más expuestos como: un probador de una tienda de ropa, el ascensor, un baño público… O en casa con música, luz tenue, un espejo… hasta donde tu imaginación te permita», aconseja Silvia Sanz.
  • Juega: «Cambia tus juegos eróticos, prueba a dar masajes, a masturbarte mientras tu pareja solo te puede mirar sin tocarte… y luego invertís los papeles».
  • Intenta diferentes posturas en la penetración: tumbados, de pie, sentados, de espaldas… cambia el ritmo, la cadencia, la intensidad…
  • Alterna los papeles: que una vez tome la iniciativa uno y otra vez sea el otro quien toma el mando. Que no siempre sea la misma persona quien comienza el juego erótico.
  • Planea preliminares diferentes: con llamadas, fotos íntimas, juguetes sexuales o usando cosmética erótica (lubricantes, aceites para masaje, cremas orgásmicas, pintura corporal, perfumes…).
  • Fantasías sexuales: comparte o elabora fantasías con tu pareja. Este juego aporta variedad a la vida sexual y acrecienta el apetito sexual.
  • Date una oportunidad: no esperes siempre a estar inspirado para iniciar una relación sexual. Si te concedes la oportunidad, aunque no estés excitado, puedes dejarte llevar y conseguir que tus sentimientos cambien rápidamente.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta