Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X

La masturbación está rodeada de tabúes, pero tiene amplios beneficios para la salud y el estado de ánimo. / Foto: Calvin Klein.

Sexualidad

Así es como la masturbación alarga tu vida: libera dopamina, te ayuda a dormir y mejora tu estado de ánimo

Según varios estudios científicos, la masturbación desencadena la liberación de hormonas y sustancias químicas que contribuyen a mejorar tu bienestar.

Por Sara Flamenco

29 de marzo de 2024 / 09:00

La masturbación femenina, así como otras formas de búsqueda del placer sexual por parte de la mujer, siempre ha sido un tema tabú. Pero, afortunadamente, según cuentan los expertos de Buencoco, plataforma de psicología online, «la autoestimulación como elección consciente para explorar el placer sexual deja atrás los estigmas culturales y de género, lo que fomenta una mayor apertura en la comunicación sobre la sexualidad femenina«. Este cambio de paradigma no sólo contribuye a la liberación sexual de la mujer, sino que también les permite disfrutar de todos sus beneficios.

«La masturbación, aunque sea una práctica rodeada de mitos, es natural y saludable, ya que libera dopamina, oxitocina y endorfinas, lo cual repercute en nuestro cuerpo de forma positiva. Además, ayuda a relajarse, a aliviar el estrés, provoca una sensación de bienestar debido a la oleada de hormonas vinculadas al orgasmo. Así que con todos los beneficios merece la pena desterrar mitos y superar los tabúes que tanto han condicionado la vida sexual de muchas personas», comentan los expertos de Buencoco.

Por qué la masturbación femenina ha sido un tabú durante mucho tiempo

Según apuntan los expertos de Buencoco, a lo largo de los años se ha concebido a la mujer como una entidad pasiva en lo que respecta a la sexualidad, con escaso deseo y asociada únicamente a su función reproductiva. Durante años, resultó inconcebible que las mujeres pudieran experimentar placer por sí mismas, sin la presencia de una pareja. Pero desde mediados del siglo pasado, los estudios sobre la sexualidad humana han sentado las bases para comprender el placer femenino, lo que ha reconocido a la mujer como una agente activa en la determinación de su propia sexualidad y experiencia íntima.

TE PUEDE INTERESAR

En los primeros años de sus vidas, las niñas exploran sensaciones corporales placenteras a través de la estimulación genital, de manera involuntaria y a menudo indirecta, mediante el roce de sus áreas íntimas contra objetos, peluches, almohadas o simplemente al apretar con fuerza entre sus muslos. En esta fase, los cuidadores pueden sentirse incómodos, por lo que procedan a reprender a las niñas y les prohíben de manera explícita cualquier forma de caricia genital, lo que transmite la idea de que la masturbación femenina es perjudicial o inapropiada.

Sin embargo, las críticas y las reprimendas pueden generar sentimientos de culpa y vergüenza tan intensos que provocan un temor al placer sexual. Y en las últimas fases del desarrollo, las adolescentes a menudo recibían una educación que enfatizaba la abstención de toda forma de exploración sexual, ya sea en pareja o en solitario.

Todo ello genera un estigma en la masturbación que poco a poco se ha desmontado en nuestros días. «Es crucial comprender que la sexualidad no surge de manera repentina, sino que nos acompaña paso a paso en cada etapa del crecimiento. Es esencial establecer un diálogo abierto y tranquilo sobre la masturbación desde una edad temprana», aconsejan los expertos de Buencoco. Por ello recomiendan introducir gradualmente temas más complejos durante las distintas fases del desarrollo, lo que llevará a una mayor comprensión sobre el embarazo, la maternidad, las enfermedades de transmisión sexual, los métodos anticonceptivos y la búsqueda del placer sexual.

Los efectos de la masturbación en el cerebro

Según una investigación publicada en 2018 la masturbación, así como otras actividades sexuales que conducen al placer sexual o al orgasmo, desencadenan la liberación de hormonas y sustancias químicas involucradas en el centro de recompensa del placer del cerebro como:

OTROS TEMAS WELIFE
  1. Dopamina: conocida como la hormona de la felicidad, la dopamina es un importante neurotransmisor que transporta señales entre las células nerviosas y ayuda al cerebro a realizar funciones esenciales. Ayuda al cerebro a controlar las funciones motrices y el movimiento y, posiblemente, realizar otras funciones relacionadas con el estado de ánimo.
  2. Oxitocina: la oxitocina no sólo interviene en el cuerpo de la mujer durante el parto y la lactancia, sino que es una de las hormonas centrales de la excitación sexual y de los orgasmos. También conocida como la hormona del amor, promueve comportamientos sexuales, sociales y maternos asociados con la felicidad y ayuda a aumentar el bienestar, la interacción social positiva, el crecimiento y la curación.
  3. Serotonina: la serotonina es un neurotransmisor muy relacionado con el control de las emociones y el estado de ánimo, aunque cumple también otro tipo de funciones controlar la temperatura corporal, regular el apetito sexual, controlar la actividad motora, la percepción y la función cognitiva, regir la ansiedad, el miedo, la angustia y la agresividad…
  4. Endorfinas: las endorfinas son sustancias que produce nuestro cerebro que generan un efecto de placer y bienestar, además de reducir el dolor. Así, la ausencia o deficiencia de ellas puede producir estados de depresión o desequilibrio emocional.
  5. Prolactina: es una hormona que promueve las respuestas fisiológicas para la reproducción, el manejo del estrés y la regulación emocional, aunque su función más conocida es la de estimular la producción de leche durante el embarazo y mantener su suministro durante el amamantamiento.
  6. Endocannabinoides: estos neurotransmisores regulan la señalización de las células nerviosas en el cerebro, controlando así varias funciones corporales como el sueño, el estado de ánimo, el apetito, el aprendizaje, la memoria, la temperatura corporal, el dolor, las funciones inmunitarias y la fertilidad.
  7. Norepinefrina/noradrenalina: esta sustancia puede actuar tanto como neurotransmisor (mensajero químico usado por las células nerviosas) como hormona (sustancia química que recorre la sangre y controla las acciones de otras células u órganos). Actúa como un estimulante que aumenta y regula la transmisión de dopamina, sustancia vinculada a los niveles de felicidad.
  8. Adrenalina: reduce el estrés al ayudar a regular la frecuencia cardíaca, los diámetros de los vasos sanguíneos y las vías respiratorias, y además contribuye a regular diferentes aspectos del metabolismo.

La liberación de estas hormonas conlleva diferentes beneficios en el organismo:

  • Reducción del estrés y la ansiedad.
  • Mejorar el sueño.
  • Reducción del dolor.
  • Mejorar la función inmunológica.
  • Mejorar el estado de ánimo.
  • Mejorar la concentración.
  • Mejorar la autoestima.
  • Mejorar la función sexual.
  • Reducir la presión arterial.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Comer proteínaMujeres arrepentidasConfesiónRespirar malRiesgos Ozempic

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta