Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X

En la película Blue Jasmine, de Woody Allen, el personaje de Kate Blanchett no para de criticar a su hermana./ Foto: Blue Jasmine.

Salud mental

Cómo reaccionar ante una crítica dolorosa para que no afecte a tu autoestima

Las críticas pueden afectarte (y mucho) por eso es fundamental saber cómo gestionarlas.

Por Paka Díaz

1 de marzo de 2024 / 13:00

A veces lanzamos juicios de valor sin tener en cuenta el daño que hacen. Otras, nos convertimos en el objetivo de esas molestas críticas, que escuecen y pueden llegar a doler mucho o a generarte pensamientos negativos. Pero, ¿qué se puede hacer para que esas críticas duelan menos? Una experta nos explica cómo afrontarlo y nos da varias herramientas para conseguirlo.

Autora del ebook Cómo recuperar el equilibrio en tu vida, donde explica los tres pilares que ayudan a poner orden en ti y en tu trabajo, para la coach Marta Cereceda lo importante ante las críticas es, sobre todo, aprender “a gestionar el estrés y las emociones”. Cuanto más estén equilibrados, más difícil será que una crítica nos haga daño.

Criticar sin hacer daño

Algo que deberíamos de aprender, y hacerlo lo antes posible, es a emitir nuestros juicios de valor y causar el menor daño posible. Para Cereceda, hay que empezar por “plantearnos qué queremos conseguir con esa conversación que vamos a tener”.

TE PUEDE INTERESAR

La experta apunta que si estamos en un entorno laboral y hay un objetivo en común, ese es el beneficio y el motivo por el que se tiene esa conversación. “Por ese motivo, y por respeto hacia la persona o personas con las que estás hablando, es importante tener en cuenta que cuanto mejor lleves esa conversación, mejor para todos”, apunta.

La clave es recordar que “para que las criticas no duelan deben realizarse de manera respetuosa, describir un hecho sin juzgar a la persona”.

Ella sabe bien de lo que habla porque estuvo tan obsesionada con la empresa que tenía, que dejó de disfrutar de su vida. Todo le afectaba, también las críticas. Entonces comprendió qué le faltaba y decidió dar un giro a su carrera, para convertirse en coach, encontrar el equilibrio personal y ser capaz de transmitírselo a otras personas. Pero advierte que “a veces no podemos evitar que la crítica nos duela, bien por la persona que nos la hace o por todo lo que nos hemos esforzado en realizar algo”.

Tipos de críticas

A priori, todos sabemos distinguir entre una crítica constructiva y otra destructiva. Aunque en el día a día, igual no es tan sencillo y podamos acabar confundidos… y dolidos. Efectivamente, corrobora Cereceda, “en ocasiones puedes ser víctima de comentarios que dicen ser críticas constructivas, pero en realidad no es más que un comentario negativo”.

Para saber de qué se trata realmente, la coach sugiere fijarse en el resultado final del juicio de valor que te hacen.

“La crítica destructiva arroja comentarios que no ayudan a mejorar ni a convertirte en mejor persona. Es más, suelen llevar un ataque personal, por lo que dañan la autoestima de la persona que la recibe ,y en ocasiones, es hipercrítica o cruel”, alerta.

Por otra parte, recuerda que “una crítica constructiva tiene por objetivo un mayor crecimiento de la persona que la recibe y el éxito de un objetivo, y para ello utiliza un lenguaje respetuoso y descriptivo”.

Cómo lograr que tus críticas sean constructivas

Para poder emitir opiniones y juicios sin hacer daño a nadie, la experta nos da una serie de pasos.

Lo primero, recomienda elegir el tema que quieres tratar y definir objetivamente la situación, “sin acotaciones subjetivas, de emoción, percepción, etc.”.

Luego, anima a expresar cómo te sientes ante esa situación, pero siempre “hay que empezar por palabras como «yo me siento…», «me parece que…», «creo que…»”. Tras exponerlo, Cereceda propone proseguir en positivo. O sea, ofrecer soluciones posibles. “Expresa qué necesitas”, dice y sugiere empezar justo así: ‘Yo necesitaría…’.

Por último, la coach añade que toca “expresar qué le pides a la otra persona ante la situación que le has planteado, una petición concreta y realizable en el ahora”.

Recuerda no caer en la ambigüedad, sino se es todo lo claro posible. “Si la persona que te hace la crítica constructiva sigue estos pasos y ha elegido el momento oportuno para ello, que a veces los momentos importan bastante, y aún así te molesta…Hay que reflexionar y hallar el motivo real que hay detrás de ese escozor”.

Cinco pasos para que las críticas no duelan mucho

Sin embargo, si la crítica duele, ya sea porque se realiza sin tacto o con expresiones que generan culpa en la persona criticada, como «tú dijiste/hiciste», o “utiliza palabras malsonantes y encima lo expresa en público, puede ser bochornoso y es normal que la persona pueda sentirse mal y que, lógicamente, la crítica escueza”. Para evitar que te duela demasiado, Marta Cereceda nos da cinco pasos a seguir.

No te lo tomes como algo personal. Si lo consigues, irás más feliz por la vida. Como recuerda la coach, “es un proceso de toma de conciencia. Debes tener en cuenta que cuando una persona te hace una crítica destructiva responde a los acuerdos que ha establecido en su propia mente. Y eso no tiene nada que ver contigo. Su punto de vista surge de toda la programación que ha recibido a lo largo de su vida y de los valores con los que vive”.

Disminuye tu estrés. Hacerlo es clave para afrontar lo que escuchas ya que, como explica Cereceda, “la presión del momento puede dominarte si no eres capaz de gestionar tus emociones”.

OTROS TEMAS WELIFE

Valora lo que sientes. Aunque la crítica sea constructiva, la mentora subraya que hay que revisar qué te hace sentir. “¿Es rabia, frustración, tu ego se ha dañado? Después, piensa ¿lo he hecho lo mejor que sabía? Sea como sea, podemos parar y plantearnos si es cierto lo que esa persona dice”, apunta. Además recalca que hay que tener en cuenta que “lo que realmente te duele no es lo que te dicen, sino las heridas que tienes y que esas palabras dirigidas hacia ti las han tocado”.

Recuerda quién eres. Algo que se nos olvida muchas veces es quiénes somos y a mirarnos con amor. Por eso, Marta Cereceda anima a “tener muy presentes tus logros del día a día, tanto a nivel personal como profesional”. Hacerlo, indica, “va a ayudarte a tener una visión realista de todo lo que haces al día y de que das el 100% de ti mismo, de manera que no necesites evaluación externa para saber lo válido que eres. También te ayuda a potenciar y mantener una alta autoestima y confianza en ti mismo. Algo que te va a ayudar enormemente a lidiar con las críticas”. Pero además, no olvides que “nuestro 100% es muy relativo, si estás en un mal momento no va a ser el mismo que cuando estas pletórico de energía, no caigamos en esta trampa”.

Descifra si es tu culpa o no. Puede darse el caso de que lo que te afecta no es tu culpa. “Puede que la persona de la que recibas la crítica pase por un mal momento.  Si detectas que este puede ser el problema, pregúntale qué le ocurre”, recomienda. “Y, por supuesto, no dejes que la crítica te pare”, concluye.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta