Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Gemma Hortet, dietista holística y autora del libro "Alimenta tu vitalidad".

Eventos

Gemma Hortet: «Cuidar la alimentación es la manera más rápida de tomar medicina diaria»

La dietista Gemma Hortet, una de las participantes en el DKV WeLife Tour Valencia, tiene las claves de la alimentación energética, que busca mantener la energía y vitalidad desde el plato.

Por Cristina Martín Frutos

7 de mayo de 2024 / 16:18

Cuando tenía 20 años, Gemma Hortet sintió que algo fallaba en su alimentación. En su mesa sólo había espacio para las ensaladas y el pollo o el pescado a la plancha. «Sin embargo, me sentía muy cansada; hinchada después de comer; con malestares digestivos…», recuerda tres décadas después la dietista. Eso la llevó a formarse en diversos ámbitos, como la naturopatía o la medicina china, y a descubrir el concepto de la nutrición energética.

En concreto, esta experta se especializó en la nutrición energética que procede de la medicina tradicional china. «La gran diferencia con la nutrición bioquímica (la más tradicional) es que va más allá de la parte física. Tiene en cuenta la constitución de la persona, es decir, su historia, cultura, emociones, circunstancias…», señala Gemma Hortet, que estará en DKV WeLife Tour Valencia el sábado 18 de mayo hablando de este concepto.

Este abordaje holístico de la alimentación, que considera desde la profesión de la persona hasta la estación del año, tiene un claro objetivo: potenciar la energía individual. Hortet, autora del libro Alimenta tu vitalidad, lo explica así: «Al nacer, llegamos con una recarga energética que se almacena en los riñones (la Esencia o Jing). Es como la gasolina que te dan tus padres y que te durará hasta que mueras. Lo único que, según el estilo de vida que lleves, y, por supuesto, cómo te alimentes, durará más o menos tiempo y con mayor o menor calidad».

TE PUEDE INTERESAR

En otras palabras, si cuidamos de esa energía nos sentiremos más jóvenes durante más años. Y en ese sentido, la nutrición energética tiene mucho que decir.

¿Eres yin o yang?

El primer paso, antes de ponernos a planificar menús o renovar la despensa, consiste en un ejercicio de introspección. «Hay que saber cuál es tu carga energética para, así, aprender a mantenerla», apunta la experta. Es lo que en medicina china se conoce como constitución y que está muy relacionado con lo que en la cultura occidental llamamos genética. Se puede ser yin o yang.

«Las personas yin (por cierto, lo más abundante actualmente) son más introspectivas y tienen un metabolismo lento. Son lentas también para tomar decisiones, hacer la digestión o realizar cambios. También suelen ser más frioleros, sufren de hinchazón, estreñimiento…», ilustra la experta. Por su parte, los yang destacan por ser extrovertidos, de metabolismo rápido y calurosos. «Presentan mayor tendencia a la ansiedad, hipertensión y a absorber peor los nutrientes», añade.

Una vez identificada la constitución, hay que seguir una alimentación -y también un ritmo de vida- que equilibre esa tendencia natural. «Los yin, por ejemplo, no deberían atiborrarse a ensaladas, sino optar por verduras poco cocinadas y con especias y condimentos que potencien su digestión», ejemplifica Hortet. Mientras que a los yang les sientan mejor los platos fríos que un guiso contundente.

A esto hay que añadir otros aspectos a tener en cuenta, como la época del año («en otoño e invierno es mejor tomar sopas y purés que ensaladas«) o cómo nos sintamos. «Se trata de adaptarlo al momento vital», especifica la dietista. Así, en momentos de ansiedad, nada como una crema de verduras o pescado al vapor. Si tienes mucha tensión, apuesta por alimentos crujientes para liberarla. Y si vas a hablar en una reunión o impartir una charla, mejor hacerlo con el estómago casi vacío.

Las propiedades well-aging de la nutrición energética

Seguir las pautas de la nutrición energética es, por tanto, una buena manera de mantenerse joven durante más tiempo. Como subraya Gemma Hortet, «cuidar la alimentación es la manera más rápida de tomar medicina diaria y, por tanto, mejorar nuestro bienestar, felicidad, vitalidad y juventud a diario».

Si bien es importantísimo adaptar el plato a la persona y sus circunstancias, existen algunos alimentos que nos ayudan a envejecer bien de manera universal. «Serían los que vienen del reino vegetal porque están llenos de fitonutrientes», afirma la especialista. ¿La razón? «Son enormes antioxidantes que nos ayudan a eliminar los radicales libres que se producen en nuestro cuerpo cuando convertimos los nutrientes en energía, los cuales causan el envejecimiento».

Junto a las verduras, Hortet recomienda los frutos secos, el aceite de oliva, las semillas, los pescados azules, los cereales integrales y las legumbres.

En el extremo contrario, el azúcar, las grasas saturadas y los procesados. «Además de fulminar nuestra microbiota, elevan la insulina, provocan inflamación sostenida y, por tanto, hacen que envejezcamos más rápido y antes de tiempo», asegura la dietista.

Comer demasiadas cantidades o muchas veces al día; cenar cuando se ha ido el sol o atiborrarse a ensaladas son otros de los errores que pueden conducirnos a un envejecimiento precoz.

Reaprender a cocinar

Pero no todo es cuestión de lo que metemos en la cesta de la compra. Gemma también destaca la importancia de «trabajar los alimentos desde la correcta técnica culinaria». Sería algo así como la cocina energética. «La idea es aprender a través de la técnica culinaria correcta a potenciar las vitaminas y minerales y desactivar los antinutrientes», añade. Algo que antes se hacía por observación y que, al dejar de cocinar en familia, hemos ido perdiendo.

Entre esos trucos estaría poner las legumbres a remojo durante 24 horas; cocinarlas un mínimo de 10 minutos a 100 grados; añadirles especias que ayudan a eliminar los gases, como el laurel, el comino o el jengibre

Otra idea antienvejecimiento muy interesante consiste en obtener almidón resistente de los tubérculos y cereales, como las patatas y el arroz. «Basta con dejarlas enfriar en la nevera unas horas antes de cocinarlas de nuevo a no más de 130 grados», explica Hortet.

Al final, como defiende la experta, «debemos darnos cuenta de una vez de que la alimentación es nuestra gasolina. Si quieres sentirte más vital y joven, debes apostar por una nutrición que tenga en cuenta cómo eres y que se optimice con tu estilo de vida». De hecho, ella confiesa que tras décadas con los principios de la nutrición energética se siente mejor y más joven con 50 años que con 20.

OTROS TEMAS WELIFE

DKV WeLife Tour: más allá de la nutrición energética

Hortet no será la única experta invitada al DKV WeLife Tour Valencia. Junto a ella, el evento de bienestar del grupo Vocento contará con la participación de la  co-fundadora de Espai Blau/Blau Yoga Virginia Sánchez, que a primera hora de la mañana impartirá una clase de  Jivamukti Yoga. María Casado, especialista en Medicina Integrativa en Palasiet Thalasso Clinic & Hotel, ayudará a los asistentes a descubrir cómo les afecta el estrés en su día a día, a gestionarlo y a aprovecharlo.

A ellas se unirá Belén Colomina, para terminar la mañana con una sesión de meditación guiada. Colomina es psicóloga y forma parte del equipo de instructores de la app de meditación Petit BamBou, patrocinadora del evento.

La cita también cuenta con la colaboración de New Nordic y Etnia Cosmetics, que regalarán sus productos a los asistentes.

Este no será el único destino de DKV WeLife Tour 2024. También pasará por Gijón, Alicante y Málaga en los próximos meses. Hazte con la entrada para Valencia y las demás citas en welifetour.es. Y mientras tanto, descárgate la app Quiero Cuidarme Más, con la que DKV nos enseña a medir y mejorar nuestro Índice de Vida Saludable.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta